LA BIBLIA EXPLICADA

6 junio, 2014

EL QUE QUIERA OÍR QUE OIGA – EL QUE QUIERA ENTENDER QUE ENTIENDA

Filed under: Entretenimiento,libros - religión,Salud y bienestar — eingel1 @ 19:33

La decisión es nuestra, si queremos salvarnos, debemos vivir bajo la fe, ya que por medio de la fe y practicando la Palabra de Dios, recibimos la ayuda y la fuerza del Espíritu, y solamente con la ayuda del Espíritu podemos vencer nuestros malos deseos , de robar – mata,dañar a nuestros prójimos.

La siguiente lectura nos da un perfecto ejemplo, por lo cual debemos tomar conciencia del camino que nos traza el Evangelio, y que nos da la libertad de elección, y también la meta del camino que elegimos, – es más importante que nuestros deseos de progreso en los placeres que nos ofrece el mundo, ni sus riquezas materiales, porque de hecho, son puras fantasías que nos llevan a la muerte, teniendo en cuenta que la muerte es el rechazo a la vida eterna e infinitamente mejor de la que podemos tener en este mundo.

Mateo 5
20 «Porque os digo que, si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos.

21 «Habéis oído que se dijo a los antepasados: No matarás; y aquel que mate será reo ante el tribunal.

22 Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; pero el que llame a su hermano “imbécil”, será reo ante el Sanedrín; y el que le llame “renegado”, será reo de la gehenna de fuego.

Hablamos y nos admiramos del amor de Dios, pero seguimos haciendo lo que no debemos hacer,y que Dios aborrece, ” no hagas a los demás, lo que no quieres para ti”

23 Si, pues, al presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que un hermano tuyo tiene algo contra ti,

24 deja tu ofrenda allí, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano; luego vuelves y presentas tu ofrenda.

No obstante, acudimos a los templos para alabar a Dios sin tomar en cuenta estas palabras, que si estamos enemistados entre nosotros, no podemos presentarnos ante Dios.

25 Ponte enseguida a buenas con tu adversario mientras vas con él por el camino; no sea que tu adversario te entregue al juez y el juez al guardia, y te metan en la cárcel.

26 Yo te aseguro: no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo.

No basta confesar nuestros pecados, la reconciliación con nuestros prójimos, es vital, de lo contrario, “afuera será el llanto y el rechinar de dientes”

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: