LA BIBLIA EXPLICADA

7 octubre, 2013

PARÁBOLA DEL GRANO QUE CRECE POR SI SOLO

Filed under: Entretenimiento,libros - religión,Salud y bienestar — eingel1 @ 2:02

EL GRANO QUE CRECE SOLO
En esta parábola, Jesús nos da una buena noticia, y digo buena noticia porque, todos creen que para aprender las cosas del Reino de Dios, es imprescindible acudir a una iglesia de las más de 30.000 existentes en todo el mundo… pero Jesús nos dice lo contrario..

Una persona puede ser atea, pero sin embargo tener una conducta acorde con la conducta establecida en el Evangelio, y crece por si sola. y cuando ya está crecido lo suficiente, viene Jesús y lo separa del resto para guiarlo, se da a conocer y lo demás viene por añadidura.

Lo bueno de esto es que, si una persona puede crecer espiritualmente por si misma, también lo puede hacer otras personas con solo leer la Biblia…porque la Biblia es un manual de conductas, no una novela de amor romántico, ni es ficción para entretenimiento, .. pero también nos dice de la gratuidad de los dones de Dios. el amor al prójimo consiste en ocuparse en lo posible de aquellas personas más necesitadas, en lo cual, el dinero no es lo primordial.. sino la fe… puesto que si con fe podemos mover montañas, con fe podemos sanar a personas afligidas. desorientadas, angustiadas, cansadas y sobrecargadas.. si una persona pierde su trabajo por X razones, por fe la puede recuperar, porque, para Dios nada es imposible. si una persona está enferma, por fe puede recuperar la salud, para Dios todo es posible.
Muchas personas sienten verdadera compasión por las que sufren y desearían poder ayudar, pero carecen de fe.. y para pedir a Dios es necesario tener esa fe que consiste en creer que Dios, va escuchar nuestro pedido y así curar a las personas afligidas, pero esto también hay que aprender, y para aprender, está la Biblia y también personas que pueden ayudarnos a comprender lo que está escrito en ella.

Marcos 4, 26-29

26 También decía: «El Reino de Dios es como un hombre que echa el grano en la tierra;
27 duerma o se levante, de noche o de día, el grano brota y crece, sin que él sepa cómo.
28 La tierra da el fruto por sí misma; primero hierba, luego espiga, después trigo abundante en la espiga.
29 Y cuando el fruto lo admite, en seguida se le mete la hoz, porque ha llegado la siega.»

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: