LA BIBLIA EXPLICADA

12 marzo, 2013

LA DIVINA MISERICORDIA QUE TODAVÍA LA ESTAMOS RECHAZANDO

Filed under: Entretenimiento,libros - religión,Salud y bienestar — eingel1 @ 22:57

Juan 5: 17 – 30

17 Pero Jesús les replicó: «Mi Padre trabaja hasta ahora, y yo también trabajo.»

18 Por eso los judíos trataban con mayor empeño de matarle, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose a sí mismo igual a Dios.

Hace 2000 años atrás y hoy también, deberíamos darnos cuenta que, todos somos hijos de Dios, todos fuimos creados por Dios, Jesús al venir a este mundo, dejó su divinidad y se hizo hombre igual que nosotros, después del bautismo de Juan, el Espíritu Santo, bajó sobre Jesús el hombre y en ese momento retomó su condición de hijo de Dios, y con el todos nosotros. no obstante, conservamos nuestra libre opción de ser hijos de Dios o rechazarla,…

19 Jesús, pues, tomando la palabra, les decía: «En verdad, en verdad os digo: el Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino lo que ve hacer al Padre: lo que hace él, eso también lo hace igualmente el Hijo.

También nosotros, el que dice seguir a Jesús debe hacer lo mismo que el hizo, no en cuanto al sacrificio de la cruz, si en cuanto a la misericordia y el amor a Dios y al prójimo… claro que no es nada fácil, pero, en el esfuerzo se probará nuestra fidelidad, nuestra fe.

20 Porque el Padre quiere al Hijo y le muestra todo lo que él hace. Y le mostrará obras aún mayores que estas, para que os asombréis.

21 Porque, como el Padre resucita a los muertos y les da la vida, así también el Hijo da la vida a los que quiere.

22 Porque el Padre no juzga a nadie; sino que todo juicio lo ha entregado al Hijo,

Todo lo que hizo Jesús, su obra y como vivió, están escritas y así lo creen los que dicen seguir a Jesús, no obstante, Jesús dice: ¿porque me llaman Señor,Señor, y no hacen lo que les digo ? – porque así como los judíos estaban atados a sus costumbres y tradiciones y dejaban de lado la Palabra de Dios, así también están hoy los *cristianos* – y las religiones. … en la época del profeta Samuel, el pueblo judío le pidió un rey, y Samuel se enojó, .. como no se iba a enojar, pedir ser guiado por un hombre en lugar de ser guiados por Dios, es una locura, hasta el día de hoy continúa esa locura. Pero, los *cristianos* hacen lo mismo, prefieren ser guíados por un hombre, en lugar de ser guiados por Jesús, han cometido el mismo error… hay más de 30.000 denominaciones *cristianas* en el mundo cada una de ellas con un jefe y sus *soldados*…. ¿ y que puede hacer un hombre mortal? – si, nadie va al Padre sino es por Jesús.

23 para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre que lo ha enviado.

24 En verdad, en verdad os digo: el que escucha mi Palabra y cree en el que me ha enviado, tiene vida eterna y no incurre en juicio, sino que ha pasado de la muerte a la vida.

25 En verdad, en verdad os digo: llega la hora (ya estamos en ella), en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán.

Entiendan bien, el que escucha a Jesús, escucha lo que está escrito en el Evangelio y lo practica porque cree en Dios y en la vida eterna, y también escucharan a Jesús de viva voz y de otras formas, al poner en practica lo que dice Jesús en su Evangelio, experimentarán lo que el mismo dice: * vengan a mi lo que están cansados y agobiados que Yo los aliviaré – carguen con mi yugo, porque mi yugo es liviano y mi carga es suave*

26 Porque, como el Padre tiene vida en sí mismo, así también le ha dado al Hijo tener vida en sí mismo,

27 y le ha dado poder para juzgar, porque es Hijo del hombre.

Nadie puede juzgar si no es con conocimiento de causa… Todo lo que hizo Jesús y todo lo que sufrió para darnos el Espíritu Santo, lo hizo como hombre, no como Dios, Jesús nos absolvió de todos nuestros pecados, no juzga nadie, porque nuestro juício, está en nuestras propias manos, si seguimos a Jesús haciendo lo que El nos pide en el Evangelio, nos bautizamos con el Espíritu Santo, pero si no lo hacemos, lo estamos rechazando y así nos condenamos a nosotros mismos.

28 No os extrañéis de esto: llega la hora en que todos los que estén en los sepulcros oirán su voz

29 y saldrán los que hayan hecho el bien para una resurrección de vida, y los que hayan hecho el mal, para una resurrección de juicio.

30 Yo no puedo hacer nada por mi cuenta: juzgo según lo que oigo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado.

Amen, amen, amen.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: