LA BIBLIA EXPLICADA

11 enero, 2013

MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO – ALGO MÁS QUE UNA INTERESANTE HISTORIA

Filed under: Entretenimiento,libros - religión,Salud y bienestar — eingel1 @ 19:09

En tiempos del profeta Samuel, los Israelitas habian abandonado a Dios por los ídolos, de este modo quedaron sin la protección del Altisimo, si el hombre se pusiera a meditar un poco, se daría cuenta que la idolatría no enseña nada, acaso se puede decir que tal dios fabricado por el hombre puede pensar y hablar para instruir a sus seguidores ? .. por supuesto que no, un pedazo de piedra o metal no es más que eso, y el hombre puede moldearlo a su gusto, sin embargo estos ídolos tenían sus sacerdotes que mentían a la gente diciendo que tal Dios quería esto o aquello y que si no cumplían vendrían grandes calamidades, por suepuesto que todas las ofrendas iban a parar a las arcas de esos sacerdotes y del rey o faraón de turno, el pueblo de Israel había caido en esa terrible trampa., abandonaron la Ley por preceptos de hombres, .. preceptos que lo llevaban a combatir con espada dejando de predicar la Ley a los pueblos vecinos que Dios los había entregado, Dios quería un pueblo de sacerdotes no un pueblo de guerreros en busca de un botin.

El siguiente relato es un testimonio que debemos recordar siempre, las malas consecuencias de abandonar a Dios o tratar a Dios como si fuera un ídolo, por que nuestro Dios, es todopoderoso, rico en amor y sabiduría, ve, oye, habla y esta en todas partes, el hombre fue creado por El y para ser instruido y modelado por El.

1 DE SAMUEL 4

La derrota de Israel frente a los filisteos

En aquellos días, los filisteos se reunieron para combatir contra Israel. Israel les salió al encuentro para el combate, y acamparon en Eben Ezer, mientras los filisteos acampaban en Afec.

2 Los filisteos se alinearon en orden de batalla frente a Israel, y se entabló un duro combate. Israel cayó derrotado delante de los filisteos, y unos cuatro mil hombres fueron muertos en el frente de batalla, en campo abierto.

3 Cuando el pueblo regresó al campamento, los ancianos de Israel dijeron: “¿Por qué el Señor nos ha derrotado hoy delante de los filisteos? Vayamos a buscar a Silo el Arca de la Alianza del Señor: que ella esté presente en medio de nosotros y nos salve de la mano de nuestros enemigos”.

4 El pueblo envió unos hombres a Silo, y trajeron de allí el Arca de la Alianza del Señor de los ejércitos, que tiene su trono sobre los querubines. Jofní y Pinjás, los dos hijos de Elí, acompañaban el Arca.

Ciegos de ignorancia, estaban tratando a Dios como a un ídolo, trajero el Arca donde se guardaban las tablas de la Ley, pero desconocían la Ley, de este modo el Arca no era más que una especie de talisman para conseguir ganar una batalla, sin hacer conocer a Dios por medio de su Ley.

Nueva derrota de los israelitas y captura del Arca

5 Cuando el Arca de la Alianza del Señor llegó al campamento, todos los israelitas lanzaron una gran ovación y tembló la tierra.

6 Los filisteos oyeron el estruendo de la ovación y dijeron: “¿Qué significa esa estruendosa ovación en el campamento de los hebreos?”. Al saber que el Arca del Señor había llegado al campamento, 7 los filisteos sintieron temor, porque decían: “Un dios ha llegado al campamento”. Y exclamaron: “¡Ay de nosotros, porque nada de esto había sucedido antes!

8 ¡Ay de nosotros! ¿Quién nos librará de este dios poderoso? Este es el dios que castigó a los egipcios con toda clase de plagas en el desierto.

9 ¡Tengan valor y sean hombres, filisteos, para no ser esclavizados por los hebreos, como ellos lo fueron por ustedes! ¡Sean hombres y luchen!”.

10 Los filisteos libraron batalla. Israel fue derrotado y cada uno huyó a sus campamentos. La derrota fue muy grande, y cayeron entre los israelitas treinta mil hombres de a pie.

11 El Arca del Señor fue capturada, y murieron Jofní y Pinjás, los dos hijos de Elí.

Los Israelitas antes de librar sus batallas ya habían perdido el Arca, o podríamos decir que ellos mismo lo abandonaron al irse tras los ídolos.

La siguiente lectura es lo que Dios quería y quiere de todos los hombres

Curación de un leproso

MARCOS 1

40 Entonces se le acercó un leproso para pedirle ayuda y, cayendo de rodillas, le dijo: “Si quieres, puedes purificarme”.

No hay peor leproso que una persona sin conocimiento de Dios

41 Jesús, conmovido, extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Lo quiero, queda purificado”.

42 En seguida la lepra desapareció y quedó purificado.

43 Jesús lo despidió, advirtiéndole severamente: 44 “No le digas nada a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio”.

45 Sin embargo, apenas se fue, empezó a proclamarlo a todo el mundo, divulgando lo sucedido, de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que debía quedarse afuera, en lugares desiertos. Y acudían a él de todas partes.

EL MAS GRANDE DEBE SERVIR A LOS PEQUEÑOS COMO LO HIZO JESUS

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: