LA BIBLIA EXPLICADA

29 agosto, 2012

SI TE DEJAS TENTAR YA CAISTE

Filed under: Entretenimiento,libros - religión,Salud y bienestar — eingel1 @ 23:38

Marcos 6: 17 – 29

17 Es que Herodes era el que había enviado a prender a Juan y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, con quien Herodes se había casado.
18 Porque Juan decía a Herodes: «No te está permitido tener la mujer de tu hermano.»

No desearás la mujer de tu prójimo. este mandamiento de la Ley, herodes lo había violado con Herodías la mujer de su hermano Filipo

19 Herodías le aborrecía y quería matarle, pero no podía,
20 pues Herodes temía a Juan, sabiendo que era hombre justo y santo, y le protegía; y al oírle, quedaba muy perplejo, y le escuchaba con gusto

No basta que los mandamientos de Dios nos guste, sino que debemos cumplir y así obtener sabiduría y templanza para nuestras almas.

.
21 Y llegó el día oportuno, cuando Herodes, en su cumpleaños, dio un banquete a sus magnates, a los tribunos y a los principales de Galilea.

Llegó el día oportuno, el día de nuestra debilidad, cuando todas nuestras defensas están bajas, porque no hacemos la voluntad de Dios, nos gusta, pero no la practicamos

22 Entró la hija de la misma Herodías, danzó, y gustó mucho a Herodes y a los comensales. El rey, entonces, dijo a la muchacha: «Pídeme lo que quieras y te lo daré.»
23 Y le juró: «Te daré lo que me pidas, hasta la mitad de mi reino.»

Las tentaciones surgen cuando menos lo esperamos, y Herodes a pesar de que admiraba a Juan el bautista, cayó en la trampa preparada por herodías para eliminar a Juan, y lo juró delante de muchos testigos.

24 Salió la muchacha y preguntó a su madre: «¿Qué voy a pedir?» Y ella le dijo: «La cabeza de Juan el Bautista.»
25 Entrando al punto apresuradamente adonde estaba el rey, le pidió: «Quiero que ahora mismo me des, en una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista.»
26 El rey se llenó de tristeza, pero no quiso desairarla a causa del juramento y de los comensales.

Este es un ejemplo que no debemos olvidar, caer en la tentación y además jurar sin saber porque, trae la desgracia porque nos alejamos de Dios y de su protección.

27 Y al instante mandó el rey a uno de su guardia, con orden de traerle la cabeza de Juan. Se fue y le decapitó en la cárcel
28 y trajo su cabeza en una bandeja, y se la dio a la muchacha, y la muchacha se la dio a su madre.
29 Al enterarse sus discípulos, vinieron a recoger el cadáver y le dieron sepultura.

Y todo esto por pura vanidad de vanidades. y la soberbia de considerarse dueño y señor de vidas. ..

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: