LA BIBLIA EXPLICADA

22 octubre, 2011

LA GRAN DEUDA DE LOS PREDICADORES Y LOS “CREYENTES”

Filed under: Entretenimiento,libros - religión,Salud y bienestar — eingel1 @ 0:08

Lucas 12: 54 – 59

54 Decía también a la gente: «Cuando veis una nube que se levanta en el occidente, al momento decís: “Va a llover”, y así sucede.
55 Y cuando sopla el sur, decís: “Viene bochorno”, y así sucede.

Nosotros sabemos juzgar, es decir que conocemos lo que es bueno y lo que es malo, sabemos que la lluvia es buena cosa, y sabemos que el calor es desagradable, Ustedes dirán, ¿ y las inundaciones que derriban nuestras casas ? – pero….. Jesús ya nos advirtió respecto a las inundaciones, que deberíamos construir nuestras casas sobre piedra y no sobre terreno movedizo como la arena, – cuantos desastres por causa de las inundaciones, ¿ y porque ? – ¿ los predicadores de la palabra de Dios no lo dicen ?

Al igual que estos desastres también los hay en lo social y económico, mientras hay calma, nadie piensa que las cosas pueden cambiar y pocos son los que preveen tales cosas, la mayoría contraen deudas que le llegan hasta el cuello porque se dejan embaucar por tentaciones con cosas que no son necesarias, – no obstante nuestras imprudencia, decimos ser cristianos, pero somos tan imprudentes como las 5 vírgenes que se quedaron sin aceite para sus lámparas. – los mismo pasa con los jefes de las naciones, contraen deudas imposibles de pagar, caen en manos de la usura, y luego esas naciones se derrumban como casas construídas sobre arena.

56 ¡Hipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo?
57 «¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo?

¿ Que es lo justo ? – no hacer a los demás lo que no queremos sufrir, no ser indiferentes a las cosas que suceden en todas partes del mundo, porque con nuestra indiferencia, condenamos como lo hicieron el sacerdote y el levita en la parábola del Samaritano.

58 Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al alguacil y el alguacil te meta en la cárcel.

¿ Quien es el adversario ? – para el sacerdote y el levita, el adversario fue el hombre dejado mal herido y necesitado de ayuda, porque ellos lo trataron con total indiferencia y lo condenaron a muerte.

No es cuestión de esperar hasta el último momento, puesto que no sabemos ni el día ni la hora de nuestra muerte, ya que ese mismo día tendremos que rendir cuenta de la vida que hemos llevado. si fuimos indiferente e impiadoso, lo cual también nos dice que la muerte tal como lo pensamos no existe, la vida continua, pero…… ¿ de que manera empezaremos esa nueva vida ? – ¿con la carga de una gran deuda que nos hará sufrir ? – o con la verdad que nos hace libres ?

59 Te digo que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: