LA BIBLIA EXPLICADA

9 septiembre, 2011

UN TEMA PARA ANALIZAR NUESTRA SAPIENCIA

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 22:52

Génesis 2

15 Tomó, pues, Yahveh Dios al hombre y le dejó en al jardín de Edén, para que lo labrase y cuidase.
16 Y Dios impuso al hombre este mandamiento: “De cualquier árbol del jardín puedes comer,
17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comieres de él, morirás sin remedio.”

La pregunta es : Dios planta el árbol de la ciencia del bien y del mal, y luego prohíbe a Adán Éva que coman de su fruto, ¿ para que entonces lo puso al alcance de ellos ? – ¿ en todos los medicamentos y en productos peligrosos, se pone una leyenda que dice: no deje este producto al alcance de los niños. para evitar justamente que lo ingieran, pero Dios tan luego hace lo contrario. prohíbe pero deja lo prohíbido al alcance del hombre.

Por otra parte, si Adán y Éva no hubieran comido de ese árbol, ¿ habrían conocido la ciencia del bién y del mal?

Cuando niños, hacemos cosas sin saber si lo que hacemos está bien o está mal, ¿ porque ?

1 comentario »

  1. Dios creó al hombre en estado de INOCENCIA (porque no conocía ni el bien, ni el mal -por eso Adán y Eva no sabían que estaban desnudos), el hombre estaba SIN CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL.
    Después que pecó, estaba CON-CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL (tuvo conciencia del bien y del mal -por eso Adan y Eva se escondieron de Dios, porque sabían que habían hecho mal al desobedecer).
    Nuestra conciencia es la señal indeleble del pecado original, y una vez que tenemos concencia de bien y del mal, ya nunca más podemos ser salvos por nosotros mismos porque EL MAL ESTÁ EN NOSOTROS.
    El bien está en el ESPÍRITU, y el mal está en la CARNE (“…cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.” -Santigado 1.14-15-); el diablo apuntó a la concupiscencia del hombre, y entonces entró el pecado, el mal en la Creación, y con el mal, entró la muerte.
    Es por ello que Cristo, el Cordero que quita el pecado del mundo, venció a la muerte al resucitar, y por gracia nos participa de la VIDA ETERNA.
    El amor nos vuelve a la inocencia perdida: “4El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7Todo lo sufre, TODO LO CREE, todo lo espera, todo lo soporta. (1 Corintios 13.4-7) Un inocente “todo lo cree”.
    Esto se los envío en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. (Colosenses 3.17; 1 Corintios 10.31; 1 Pedro 4.11)
    Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

    Comentario por Julio Rodolfo Fá — 18 septiembre, 2011 @ 13:52 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: