LA BIBLIA EXPLICADA

8 septiembre, 2011

EL MISTERIO DE ÉVA Y LA SERPIENTE

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 22:30

El misterio de Éva y la serpiente es motivo de risas para muchos ateos, dicen que, la serpiente no habla, ¿como pudo entonces la serpiente decir esas cosas según cuanta la Biblia ?

Génesis 3
1 La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que Yahveh Dios había hecho. Y dijo a la mujer: “¿Cómo es que Dios os ha dicho: No comáis de ninguno de los árboles del jardín?”
2 Respondió la mujer a la serpiente: “Podemos comer del fruto de los árboles del jardín.
3 Mas del fruto del árbol que está en medio del jardín, ha dicho Dios: No comáis de él, ni lo toquéis, so pena de muerte.”
4 Replicó la serpiente a la mujer: “De ninguna manera moriréis.
5 Es que Dios sabe muy bien que el día en que comiereis de él, se os abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal.”

Existe en la naturaleza un lenguaje que todos entendían, incluso los animales, no es una lengua o un idioma, son los hechos de la naturaleza y la naturaleza de los hechos.

Jesús lo dice de otra forma, ” por sus frutos los conocerán ”

Al parecer, el hombre a perdido la capacidad de discernir lo que sucede a su alrededor – lo que es falso y lo que es verdadero.

¿ Cual es el misterio de Éva y la serpiente ? – Dios les prohíbe
que coman del árbol de la ciencia del bien y del mal, por supuesto que, esa prohibición hace que Éva sea atraída por el fruto de ese árbol, un día y en algún momento, Éva ve que, una serpiente se trepa al árbol y come de la fruta prohibida y no muere, pasa el tiempo y la serpiente se va, – entonces Éva se queda con el interrogante, ¿ porque no murió la serpiente ? – el resto de lo que dice la Biblia es el discernimiento de Eva.

Si la serpiente comió y no murió también podría hacerlo ella, y lo hizo.

Debemos tener en cuenta el nombre del árbol – “árbol de la ciencia del bien y del mal” – significa que, tanto Éva como Adán
no conocían absolutamente nada acerca del bien y del mal, es decir que, vivían en la más absoluta ignorancia. de hecho, la desobediencia estaba incluida.

6 Y como viese la mujer que el árbol era bueno para comer, apetecible a la vista y excelente para lograr sabiduría, tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido, que igualmente comió.
7 Entonces se les abrieron a entrambos los ojos, y se dieron cuenta de que estaban desnudos; y cosiendo hojas de higuera se hicieron unos ceñidores.

Recién después de comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, supieron lo que habían hecho, que si no comían, iban a seguir viviendo en la más absoluta ignorancia.

Pero, también debemos darnos cuenta que, ninguno de los dos, murieron, sino que continuaron su vida, pero ya tenían que ganárselas con el sudor de sus frentes, es decir usando la inteligencia y el conocimiento que al pasar de los años iban adquiriendo, tuvieron hijos, y los hijos de sus hijos siguieron el camino que ellos comenzaron.

Por supuesto que murieron pero, después de vivir un largo tiempo, y así comenzó el largo camino de nuestro aprendizaje de la ciencia del bien y del mal

Anuncios

1 comentario »

  1. La muerte que refiere la Biblia no es la muerte carnal, sino la muerte espiritual, es por eso que en Romanos 8.1-11 explica todo:

    “1Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu, 2porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. 3Lo que era imposible para la Ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado, y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne, 4para que la justicia de la Ley se cumpliera en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
    5Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. 6El ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz, 7por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios, porque no se sujetan a la Ley de Dios, ni tampoco pueden; 8y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
    9Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios está en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, pero el espíritu vive a causa de la justicia. 11Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús está en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que está en vosotros.”
    Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

    Los saludo con amor en Cristo dando gracias a Dios Padre en el nombre de él.

    Comentario por Julio Rodolfo Fá — 18 septiembre, 2011 @ 21:55 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: