LA BIBLIA EXPLICADA

25 julio, 2011

¿ COMO SERÁ LA VIDA EN EL CIELO ?

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 23:32

Poco y nada hablamos de la vida después de la muerte. nadie quiere hablar porque tienen miedo, ¿ porque ese miedo ? – ¿será porque nos sentimos culpables ? – ¿ porque preferimos esta vida porque todo nos va bien? – será porque es imposible imaginarnos una vida diferente a la que tenemos ?

Pero, podemos hacer lo siguiente, obtener una respuesta lógica por contraste.

En este mundo actual, aunque parece organizado y tratamos de organizarnos, elegimos un gobernante que durante su mandato, hace bien las cosas, y a la mayoría de sus habitantes también les va bien, pero, termina su mandato y elegimos otro gobernante que, gobierna mal y deshace todo lo bueno que hizo el anterior gobierno.

Vemos también, una desigualdad tremenda en la vida de todos los seres humanos, ricos que viven en la opulencia, todo lo derrochan, ni se fijan en los pobres, más bien los desprecian por ser pobres, y además porque no han tenido la oportunidad de ser instruido para valerse por si mismo, tal como lo quiere Dios, y que por esa razón envió a Jesús, su único hijo, para instruirnos y enseñarnos una vida justa y equitativa para todos, donde nadie tenga que sufrir carencias y otros gocen de opulencias, un mundo de “sabios y muchos ignorantes” – un mundo donde se discrimina a los de otras razas y colores.

Un mundo de esclavos, donde el animal más depredador del planeta, es el hombre, el hombre “culto” – que, cuanto más inteligencia desarrolla, más bestia es.

Pues bien, la vida en el Cielo, es totalmente lo opuesto, en el Cielo, no hay ricos ni pobres, todos somos felices, nadie sufre carencias, no hay espacios cerrados, todo el universo que no tiene fin es nuestro, nadie quiere robar a nadie, nadie mata a nadie, nadie se aburre, es bueno aclarar porque, a muchos les gusta que la adrenalina corra por su sangre.

Mateo 13:

44 «El Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo que, al encontrarlo un hombre, vuelve a esconderlo y, por la alegría que le da, va, vende todo lo que tiene y compra el campo aquel.»

Jesús también dice lo siguiente: es una buena noticia:

Mateo 20: 20 – 28

20 Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y se postró como para pedirle algo.
21 El le dijo: «¿Qué quieres?» Dícele ella: «Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en tu Reino.»
22 Replicó Jesús: «No sabéis lo que pedís.

Todos nosotros, nacemos con el demonio de la vanidad, queremos ocupar los primeros lugares, creemos inútilmente que eso nos haría feliz, pero estamos muy equivocados, en este mundo todo es temporal, y ese tiempo de vida que tenemos, no está fijado.
Jesús responde muy bien, “no sabeis lo que pedís” – por supuesto que no sabemos, porque la vida que Dios nos tienes preparado, es todo lo contrario de como se vive en este mundo.
La otra vida vida después de la muerte es increíblemente mejor

¿Podéis beber la copa que yo voy a beber?» Dícenle: «Sí, podemos.»
23 Díceles: «Mi copa, sí la beberéis; pero sentarse a mi derecha o mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado por mi Padre.
24 Al oír esto los otros diez, se indignaron contra los dos hermanos.

Jesús sufrió lo indecible por causa nuestra, por causa de la justicia para todos, y esa justicia es el Reino de los Cielos.
Nosotros los seres humanos, sufrimos por culpa de nuestras injusticias, de nuestro errores y de nuestros pecados,- un refrán dice ” muerto el perro se acabó la rabia ” – pero, Cristo vino para extirpar la rabia para que el perro viva feliz. La copa que bebió Jesús es de la injusticia que nosotros provocamos y sufrimos.

24 Al oír esto los otros diez, se indignaron contra los dos hermanos.

Se indignaron, porque, la vanidad es propia de todo ser humano, y lo tendremos con nosotros hasta el día de nuestra muerte o pascua de resurrección.

25 Mas Jesús los llamó y dijo: «Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder.

Lo hemos visto en el pasado, lo estamos viendo ahora en el presente, y lo seguiremos viendo hasta que Dios se apiade de nosotros. pero la piedad viene por el arrepentimiento.

26 No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor,
27 y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo;
28 de la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.»

Todos queremos ser servidos, y nadie quiere ser servidor, ahí es donde nace todos los males que sufrimos, si todos nos dedicamos a servir a todos, todos seremos servidos por todos, así es como se vive en el Reino de los Cielos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: