LA BIBLIA EXPLICADA

2 julio, 2011

¿ SE PÙEDE CONFIAR EN UNA PERSONA QUE NO SE CONOCE ?

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 0:58

¿Se puede tener fe porque si nomas? ¿ se puede creer o tener confianza en una persona que no se conoce ? – no definitivamente no.

Jesús vino al mundo para salvarnos y sacrificarse por toda la humanidad de todos los tiempos, su vida – sus obras, sus enseñanzas y su sacrificio en la cruz quedaron por escrito para que todos lo sepan y tengan motivo para creer y confiar en Dios.
La predicación del Evangelio tiene como objetivo primordial creer y confiar en Dios y nuestro Señor Jesús. pero si no se predica, si no hacemos conocer la buena noticia, ¿ como van a creer y confiar ?

Hechos 8

26 El Ángel del Señor habló a Felipe diciendo: “Levántate y marcha hacia el mediodía por el camino que baja de Jerusalén a Gaza. Es desierto.”
27 Se levantó y partió. Y he aquí que un etíope eunuco, alto funcionario de Candace, reina de los etíopes, que estaba a cargo de todos sus tesoros, y había venido a adorar en Jerusalén,
28 regresaba sentado en su carro, leyendo al profeta Isaías.
29 El Espíritu dijo a Felipe: “Acércate y ponte junto a ese carro.”
30 Felipe corrió hasta él y le oyó leer al profeta Isaías; y le dijo: “¿Entiendes lo que vas leyendo?”
31 El contestó: “¿Cómo lo puedo entender si nadie me hace de guía?” Y rogó a Felipe que subiese y se sentase con él.

A partir de ese momento, el eunuco fue anunciado para que supiera quien era realmente Jesús y como es Dios, pues, el que conoce al Hijo conoce también al Padre, solo así se puede confiar y poner nuestra fe en Dios.

Digo estas cosas, porque el mundo vive en constante crisis una y otra ves, porque a pesar de que el mundo está lleno de religiones, actuamos como si Dios no existiera.

La fe en Dios, es una forma de vida, decimos tener fe, pero no hacemos caso de lo que está escrito en los Evangelios y en toda la Biblia, y es muy posible que tengamos la Biblia como un libro en un estante que nunca se lee.

Pensamos que la fe consiste en acudir a una celebración en algún templo y nada más.

Hay también personas que leen la Biblia buscando códigos y descifrar misterios que le podrían dar muchos beneficios, pero, no es así.

Las religiones tienen sus autoridades que son Jefes que piden obediencia a lo que ellos disponen, pero, esta forma de proceder no nos llevan al conocimiento de Dios para confiar en El. porque nadie puede llegar a tener fe obedeciendo a un jefe, que por el solo hecho de “ser jefe” – manifiesta su ignorancia de las cosas del Reino de Dios, incluso desconoce la fe y su importancia.

Mateo 11: 25 – 30

25 En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños.

¿ Quienes son los pequeños ? – son las personas humildes de corazón, la mayoría son de poca instrucción, personas que quieren realmente conocer a Dios, personas que sufren o han sufrido las injusticias de este mundo. personas que intuyen que está vida no tiene sentido si no hay otra mejor y más justa.

26 Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito.
27 Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

El conocimiento de quien es y como es Dios, se obtiene solamente por revelación del Hijo, del Espíritu Santo, pero la revelación viene por la predicación del Evangelio, tal como Felipe el apóstol hizo con el eunuco que iba en una carreta, es importante aclarar que el Evangelio se predica en cualquier parte como en una carreta, o donde sea. que no es preciso un templo ni rituales de por medio, solamente un lugar donde dos o más personas se reunan con ese motivo, y Jesús estará en con ellos en Espíritu Santo.

28 «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso.

No son palabras vanas, sino verdaderas, a Jesús lo podemos encontrar en el mismo lugar donde estemos, y si estamos cansados y agobiados por tantas cosas, basta con pedirle con fe sincera y lo obtendremos.

29 Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.
30 Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.»

Jesús, no es nuestro Jefe, es nuestro hermano, nuestro amigo, no obliga a nadie, solo nos pide que confiemos en El.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: