LA BIBLIA EXPLICADA

31 mayo, 2011

COMUNIDADES SI – IGLESIAS NO

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 18:45

Para Dios,las comunidades son válidas, pero no las iglesias

¿ Cual es la diferencia ?

En una comunidad, o podríamos decir un pueblo, una ciudad, un barrio, esta compuesta por personas que “cumplen” diversas funciones, y está muy bien que así sea, y esas funciones, en su mayoría lo eligieron las mismas personas, ninguna de ellas fueron obligadas, tampoco se puede obligar a nadie .

No existe, una “iglesia” que imponga a una persona a ser un “burócrata” – o un enfermero, o policía, o comerciante, o chofer de camiones o taxis, ni siquiera para ser un sacerdote o un pastor, o lo que sea, cada uno elige lo que quiere ser o el servicio que quiere prestar, pero, ¿ quien conoce su verdadera vocación ? – Dios lo sabe todo, habría que preguntarle, ¿verdad?

Ahora bien, todas esas funciones que cada uno elige, son necesarias para toda la comunidad, ¿ que pasaría si los recolectores de basuras hicieran una huelga por más de treinta días ?, – en un pueblito, poco y nada, pero en una ciudad grande, ¡¡ imaginense !! –

En definitiva, todos necesitamos de todos, “AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS”

Pero la cosa no es tan fácil como decirlo, existe un gran problema.

Si bien en una comunidad podemos elegir la profesión que queremos, para eso somos libres, peroooo. – ” SOMOS TERRIBLEMENTE EGOISTAS, CODICIOSOS,VANIDOSOS, TRAMPOSOS, VIOLENTOS Y SOBRE TODAS LAS COSAS, NO SOMOS SOLIDARIOS, Salvo en algunas excepciones.

¿ Que cosa nos impulsa a elegir la profesión que elegimos ? –

Tener una comunidad más y mejor ordenada, más solidaria, mas amiga unos de otros ? – o simplemente tener mayor calidad de vida y muchos bienes materiales ? – independientemente de lo que pueda suceder en nuestra comunidad ? – sin importar lo que sucede con el vecino que forma parte de la comunidad donde vivimos ?

¿ Analizamos personalmente cuales son las causas de una sociedad o comunidad divida en si mismo ?

En algunas comunidades se reunen para decidir que acción tomar cuando hay problemas, pero como no se ponen de acuerdo, nadie hace nada.

Cuando vino Jesús, no convocó a una reunión, sencillamente se presento e hizo lo que por amor al prójimo quería hacer, no tuvo que ponerse de acuerdo con nadie, porque trabajar para el bien de todos, es decisión propia, y conforme a las posibilidades que se tiene, no se necesita la aprobación de nadie, si no de uno mismo.

Jesús sabía todo lo que le harían sufrir por esa causa, que lo iban a matar, Pedro, al enterarse, trató de disuadirle, pero Jesús con toda firmeza rechazó la propuesta de Pedro llamandole “satanás” – así, cuando alguien decide hacer algo por el bien de la comunidad, no tiene que consultar con nadie.

La Virgen María. no consulto ni siquiera con quien ya estaba desposada, José,- ella sabía que el hijo que iba a tener era el salvador de la humanidad, era decisión de ella, no de José.
El Ángel Gabriel le había dado la “buena noticia”, de que, su prima Isabel, tenía ya 6 meses de embarazada, supo inmediatamente lo que tenía que hacer y lo hizo, fue a visitar a su prima para ayudarla y también para saber lo que ella también sufriría, los dolores del parto. nada de esto lo consultó con José, era decisión propia en beneficio de toda la humanidad.
María, no fue precisamente “la mujer maravilla” – María, también tuvo que pasar por la puerta angosta.

Recordemos lo que pasó en la supuesta última cena de Jesús con sus discípulos, no fue la última ni la primera, tal vez podríamos decir que también cenó con los discípulos de Emaús, también cenó con muchos otros discípulos, y lo sigue haciendo en la actualidad, pero no son conocidos, porque no buscan notoriedad. – ” “He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Ap 3,20)

LA ÚLTIMA CENA

JUAN CAPÍTULO 13

El lavatorio de los pies
13:1 Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin.

¿ Como que los amó? – ahora ya no ? – claro que sigue amándonos, pero debemos saber que, EL AMOR ES SERVICIO PARA EL BIEN DE TODOS, Y EL SERVICIO ES UNA ACTITUD DE ACCIÓN DE GRACIA” –

13:2 Durante la Cena, cuando el demonio ya había inspirado a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarlo,
13:3 sabiendo Jesús que el Padre había puesto todo en sus manos y que él había venido de Dios y volvía a Dios,
13:4 se levantó de la mesa, se sacó el manto y tomando una toalla se la ató a la cintura.
13:5 Luego echó agua en un recipiente y empezó a lavar los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía en la cintura.
13:6 Cuando se acercó a Simón Pedro, este le dijo: “¿Tú, Señor, me vas a lavar los pies a mí?”

Jesús se sacó el manto, nadie lava los pies a otro vestido con un manto, sino con una toalla a la cintura y una palangana con agua, despojarse del manto significa dejar de lado toda su Divinidad, un servidor se viste de acuerdo al servicio que debe llevar a cabo y con las herramientas adecuadas. Jesús tampoco predico el Evangelio vestido como un fariseo. sino con una autentica humildad, sin hipocresía

13:7 Jesús le respondió: “No puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo comprenderás”.
13:8 “No, le dijo Pedro, ¡tú jamás me lavarás los pies a mí!”. Jesús le respondió: “Si yo no te lavo, no podrás compartir mi suerte”.

Lavar los pies significar “servir” con el ejemplo de poner en práctica lo que se predica.

13:9 “Entonces, Señor, le dijo Simón Pedro, ¡no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza!”
13:10 Jesús le dijo: “El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque está completamente limpio. Ustedes también están limpios, aunque no todos”.
13:11 Él sabía quién lo iba a entregar, y por eso había dicho: “No todos ustedes están limpios”.

Los discípulos de Jesús, menos Judas, habían atesorado todo lo que Jesús dijo e hizo, aunque de momento no lo comprendían, lo iban a comprender cuando recibieran el Espíritu Santo

13:12 Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo: “¿Comprenden lo que acabo de hacer con ustedes?

Lamentablemente, hoy en día, tampoco lo comprenden las iglesias, porque hay muchas jerarquías, y para “servir” se cubren con un manto, en lugar de dejarlo, no se ciñen como servidores, ¿ lo serán ?

13:13 Ustedes me llaman Maestro y Señor; y tienen razón, porque lo soy.
13:14 Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros.

Es decir, ciñerse con lo necesario para servir, dejando el “manto” dejar de lado toda investidura.

13:15 Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes.

Jesús nos invita a tener una actitud semejante a la de el, cuando dejó el “manto” – su investidura Divina

13:16 Les aseguro que el servidor no es más grande que su señor,
ni el enviado más grande que el que lo envía.

Pero en la actualidad y desde hace mucho tiempo, los supuestos discípulos, hacen todo lo contrario, cuanto más títulos y cargos, más santos se creen.

¿ Y ustedes que creen ?

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: