LA BIBLIA EXPLICADA

14 marzo, 2011

LA FALTA DE AMOR AL PRÓJIMO ES EL PEOR DELITO A LOS OJOS DE DIOS

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 22:54

La ley que Dios le dio a Moisés, establece prohibiciones, pero los hombres de aquellas épocas, todavía no podían discernir sobre sus razones, incluso la gran mayoría del pueblo judío eran analfabetos, y si bien se escribió, esas escrituras no estaban disponibles públicamente, y aunque lo estuvieran no hubieran servido de nada.

De esta manera, el conocimiento de la ley de Moisés, estaba al alcance de unos pocos, los levitas, quienes eran los responsables de hacerla conocer.
Hoy siglo 21 todos lo conocemos, pero, ¿ quien las cumple ?

levítico 19: 1 – 2, 11 – 18

1 Habló Yahveh a Moisés, diciendo:
2 Habla a toda la comunidad de los israelitas y diles: Sed santos, porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy santo.

Hata el día de hoy, nadie a dicho lo que significa ser “Santo” – si alguien lo sabe que lo diga, las religiones no lo dicen.

11 No hurtaréis; no mentiréis ni os defraudaréis unos a otros.

Esto ya lo sabemos, pero, no obstante, se sigue robando, se sigue mintiendo y se sigue defraudando a una escala mayor que cuando se escribió la ley. ¿ cuales son las razones ? – los seres humanos evolucionamos tecnológicamente pero no somos mejores personas que nuestros antepasados.

12 No juraréis en falso por mi nombre: profanarías el nombre de tu Dios. Yo, Yahveh.

Hoy siglo 21 – ni siquiera lo tomamos en cuenta, ignoramos olimpicamente este mandamiento, ni las religiones ni los religiosos – ¿ que ejemplo están dando ? – el ejemplo de no respetar a Dios.

13 No oprimirás a tu prójimo, ni lo despojarás. No retendrás el salario del jornalero hasta el día siguiente.

Hoy siglo 21, parecería que este mandamiento fue hecho al revés, porque sucede todo lo contrario, se oprime a la gente, la pobreza y la marginación están presente incluso en las religiones, fastuosos templos en los lugares donde viven los ricos y poderosos, celebraciones pomposamente celebradas, y en los barrios de los muy pobres y marginados, – apenas una capillita semi abandonada. si es que la hay.

14 No maldecirás a un mudo, ni pondrás tropiezo ante un ciego, sino que temerás a tu Dios. Yo, Yahveh.

Si la marginación no es una maldición, entonces, ¿ que es ?

15 Siendo juez no hagas injusticia, ni por favor del pobre, ni por respeto al grande: con justicia juzgarás a tu prójimo.

A veces pensamos que la justicia, solamente es para los pobres, pero curiosamente los pobres no las tienen, no hablo de la justicia de la venganza, sino de la justicia que repara los daños. la reparación por daños y perjuicios, es solo para los ricos. a los pobres le dejan de pagar el salario por meses, y cuando reclaman se lo despide, y nadie repara ese daño.

16 No andes difamando entre los tuyos; no demandes contra la vida de tu prójimo. Yo, Yahveh.
17 No odies en tu corazón a tu hermano, pero corrige a tu prójimo, para que no te cargues con pecado por su causa.

La injusticia es moneda corriente en lo político, ellos no son religiosos ni hablan de las cosas de Dios, por lo tanto es inútil machacarles conque deben ser justos.
Pero, que hay con las religiones ? – los religiosos no emplean la corrección como parte del Evangelio, solo corrigen si alguien no paga el diezmo o no aporta lo suficiente a su congregación. solo buscan ser glorificado por los hombres mediante una buena contribución en metálico, hablan suave como para no correr a la clientela. dicen lo que que la gente quieren oír, no lo que deben oír.

18 No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Yahveh.

Los profetas antiguos, eran los oráculos de Dios, cuando el pueblo judío cumplía con los mandamientos, ni aparecían, porque no era necesario, pero cuando el pueblo se apartaba de la ley, entonces, los profetas salían enviados por Dios para advertirles de que estaban descarriados y que volvieran a portarse bien, pero los judíos no querían ni verles. y ya sabemos lo que hacían con los profetas, y sabemos también que pasó el pueblo judío hasta el día de hoy – siglo 21

Las crónicas de lo que sucedió con el pueblo judío por no seguir o por desobedecer los mandamientos de Dios, debería servir de advertencia a todos los “cristianos” – para saber lo que nos espera si no seguimos los mandamientos evangélicos.

Los mandamientos escritos en los Evangelios, son más severos que los de la ley, pero a su vez, nos traen un conocimiento superior a los de la ley, ya que es más exigente todavía.

La falta de misericordia o el amor al prójimo no está penada, tampoco lo está en ninguna ley decretada por los hombres, la falta de amor al prójimo no es considerada como un delito, para el hombre no lo es, pero para Dios si que lo es. … es el mayor de los delitos.

Veamos que dice el siguiente pasaje del Evangelio con respecto a su severidad

Mateo 25: 31 – 46

31
«Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria.

32
Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos.

33
Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.

34
Entonces dirá el Rey a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.

Los de la derecha, sabemos que son las personas que creyeron en Jesús y en su Evangelio, y pusieron en práctica el amor al prójimo – porque de nada vale un amor que no se da, un amor solo de boca no sirve de nada.

35
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis;

36
estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.”

37
Entonces los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber?

38
¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos?

39
¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?”

40
Y el Rey les dirá: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis.”

Jesús dio su vida por todos nosotros, sin hacer diferencia, en realidad no tenía motivos para hacerlas, ya que todos somos pecadores, todos somos necesitados, si bien los ricos y poderosos creen no necesitar nada, piensan, o que Dios no existe o que no ve lo que hacemos, creen que no ve nuestro mal comportamiento. pero, si que los ve.

41
Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles.
42
Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
43
era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis.”
44
Entonces dirán también éstos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?”

Los ricos en conocimientos literarios, enseñan literatura, y hablan de amor al prójimo, pero jamás lo ponen en práctica, y la religiones de todas las denominaciones compiten entre si, proclamando a grandes voces un amor al prójimo puramente literal, sin espíritu, sin acción de gracia – puras celebraciones y llenos de sacramentos inútiles, porque, ¿ de que sirve un misterio ? si no es revelado ?.

Jesús lo aclaró muy bien , ” Todo lo que esté oculto saldrá a luz ” – y el propio Jesús vino a traernos la luz, El es la Luz que alumbra, para que no haya más oscuridad, para que los misterios salgan a luz, para que la verdad sagrada deje de ser sagrada y todo el mundo la conozca, porque en la verdad encontramos la libertad y la santidad de ser hijos de Dios, porque Dios es Santo.

Parte de esa gran verdad, Jesús lo dice de la siguiente manera:

45
entonces les responderá: “En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo.”
46
E irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.»

EN CONCLUSIÓN, LA FALTA DE AMOR AL PRÓJIMOS ES EL PEOR DE LOS DELITOS A LOS OJOS DE DIOS, PORQUE DIOS ES SANTO.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: