LA BIBLIA EXPLICADA

10 marzo, 2011

LA PIEDRA ANGULAR QUE UNE EL PASADO CON EL PRESENTE

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 0:06

LA PIEDRA ANGULAR QUE UN EL PASADO CON EL PRESENTE

Deuteronomio 30: 15 – 20

15 Mira, yo pongo hoy ante ti vida y felicidad, muerte y desgracia.
16 Si escuchas los mandamientos de Yahveh tu Dios que yo te prescribo hoy, si amas a Yahveh tu Dios, si sigues sus caminos y guardas sus mandamientos, preceptos y normas, vivirás y multiplicarás; Yahveh tu Dios te bendecirá en la tierra a la que vas a entrar para tomarla en posesión.
17 Pero si tu corazón se desvía y no escuchas, si te dejas arrastrar a postrarte ante otros dioses y a darles culto,
18 yo os declaro hoy que pereceréis sin remedio y que no viviréis muchos días en el suelo que vas a tomar en posesión al pasar el Jordán.

Estos mandamientos del antiguos testamento, no son diferentes de los del nuevo testamento, aquí, Dios, pone en nuestras manos dos opciones, vida y felicidad, muerte y desgracia, tenemos entonces, la opción de elegir, y si podemos elegir, es porque tenemos la libertad de hacerlo.
No obstante, debemos reconocer que, la inteligencia del hombre actual, es muy superior al de de los antiguos, está es la razón de la ley en la antiguedad, y la razón de la fe en la actualidad.

19 Pongo hoy por testigos contra vosotros al cielo y a la tierra: te pongo delante vida o muerte, bendición o maldición. Escoge la vida, para que vivas, tú y tu descendencia,
20 amando a Yahveh tu Dios, escuchando su voz, viviendo unido a él; pues en eso está tu vida, así como la prolongación de tus días mientras habites en la tierra que Yahveh juró dar a tus padres Abraham, Isaac y Jacob

También pone en nuestras manos la mejor opción, que nos permite tener una reflexión acertada.

Ahora, veamos lo que dice el Evangelio, lo que dice Jesús:

Lucas 9: 22 – 25

22 Dijo: «El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar al tercer día.»

Si alguno se preguntará que significa estas palabras, sabríamos que es el precio que tuvo pagar Jesús por nuestra salvación, pero eso no bastaría, porque hasta ahora dejamos pendiente que, así como Jesús anunciaba su calvario y muerte de cruz, así también anunciaba su resurrección, – Jesús compara su sufrimiento con los dolores del parto, y todos sabemos que los dolores del parto no son vanos porque produce el nacimiento de una vida.

Juan – 16 – 21 La mujer, cuando va a dar a luz, está triste, porque le ha llegado su hora; pero cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo.

El sacrificio de Jesús, sus dolores de parto, – no fue por un solo hombre, sino por toda la humanidad, desde el primer hombre hasta el último todavía por nacer.

23 Decía a todos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
24 Porque quien quiera salvar su vida, la perderá; pero quien pierda su vida por mí, ése la salvará.
25 Pues, ¿de qué le sirve al hombre haber ganado el mundo entero, si él mismo se pierde o se arruina?

Aquí, nuevamente Jesús pone en nuestras manos dos opciones, similar al que le dio a Moisés, vida y felicidad o muerte y desgracia.

Seguir a Jesús haciendo lo que El nos pide en todo su Evangelio, dejarnos guiar por quien es el único que conoce el camino, o mejor dicho, El es el camino en si mismo, o guiarnos o dejarnos guiar por preceptos de hombres que no bajaron del Cielo.

Seguir a Jesús es vida y felicidad eterna, querer ganar la felicidad mundana es perdernos siguiendo un camino que no va a ninguna parte, que es muerte y desgracia.

Por esta razón, – es más que importante nuestra libertad de elegir, es más que importante, liberar para que cada uno de nosotros tome su propia decisión, y que nadie se crea que tiene el derecho de tomar decisiones por los demás, ya que, ni siquiera Dios lo hizo. sino que, nos dio las opciones para que en libertad pudiéramos elegir, – en la antigüedad y ahora.

La fe, nos proporciona todo el conocimiento de Dios, toda la sabiduría de Dios, la fortaleza de Dios, y el Espíritu de Amor de Dios. por eso, ya no podemos alegar eso de que, no sabemos lo que hacemos, ya no tenemos excusas.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: