LA BIBLIA EXPLICADA

22 febrero, 2011

INSONDABLE LOS CAMINOS DE DIOS – LA SANTIFICACIÓN DE PABLO APÓSTOL

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 19:07

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (9, 1-20)

Cuantas sorpresas trae esta lectura, Saulo que luego sería Pablo.
amenazaba de muerte a los cristianos y los perseguía con la intención de
encarcelarlos, la primera sorpresa es que Jesús se le manifiesta y en
lugar de condenarle por perseguir y encarcelar a los cristianos, lo
santifica, luego de esto Pablo se convierte en el apóstol mas fervoroso
de Jesús, esta es la segunda sorpresa.

La pregunta es; Pablo se merecía la santificación según sus
conducta anterior ? según el criterio de santidad de los católicos,NO ! pero Jesús no puede equivocarse, por otro lado, quien no es pecador ? – es posible también que Pablo ya intuía que estaba procediendo mal con una persecución sin motivo.

La otra pregunta es; ¿ Cual es el mensaje que hay en este hecho fuera de nuestra lógica ?

Nosotros tenemos la costumbre de levantar un monumento a quien
consideramos una persona con muchos méritos, y condenamos a personas que actúan como Saulo, pero quien de nosotros es capaz de ver o conocer el
futuro que puede producirse en el hombre con el toque de Dios ?

Meditenlo , yo lo hice y me vi como una persona totalmente
insignificante, por que Jesús había elegido a Pablo para que este lo
alabara por el resto de su vida, y veo también la sabiduría y el poder
del Señor que derrota a su enemigo convirtiéndolo en uno de sus más
fieles amigo, y todo esto ocurrió después de su resurrección, lo cual
demuestra que Jesús sigue estando con nosotros, aunque algunos piensan
que esta lejos .

En aquellos días, Saulo, amenazando todavía de muerte a los
discípulos del Señor, fue a ver al sumo sacerdote y le pidió, para las
sinagogas de Damasco, cartas que lo autorizaran para traer presos a
Jerusalén a todos aquellos hombres y mujeres que seguían la nueva
doctrina.

Pero sucedió que, cuando se aproximaba a Damasco, una luz del cielo
lo envolvió de repente con su resplandor. Cayó por tierra y oyó una voz
que le decía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” Preguntó él:
“¿Quién eres, Señor?” La respuesta fue: “Yo soy Jesús, a quien tú
persigues. Levántate. Entra en la ciudad y ahí se te dirá lo que tienes
que hacer”.

Los hombres que lo acompañaban en el viaje se habían detenido, mudos
de asombro, pues oyeron la voz, pero no vieron a nadie. Saulo se
levantó del suelo, y aunque tenía abiertos los ojos, no podía ver. Lo
llevaron de la

mano hasta Damasco y ahí estuvo tres días ciego, sin comer ni beber.

Había en Damasco un discípulo que se llamaba Ananías, a quien se le
apareció el Señor y le dijo: “Ananías”. El respondió: “Aquí estoy,
Señor”. El Señor le dijo: “Ve a la calle principal y busca en casa de
Judas a un hombre de Tarso, llamado Saulo, que está orando”. Saulo tuvo
también la visión de un hombre llamado Ananías, que entraba y le imponía
las manos para que recobrara la vista.

Ananías contestó: “Señor, he oído a muchos hablar de ese individuo y
del daño que ha hecho a tus fieles en Jerusalén. Además, trae
autorización de

los sumos sacerdotes para poner presos a todos los que invocan tu
nombre”. Pero el Señor le dijo: “No importa. Tú ve allá, porque yo lo he
escogido como instrumento, para que me dé a conocer a las naciones, a
los reyes y a los hijos de Israel. Yo le mostraré cuánto tendrá que
padecer por mi causa”.

Ananías fue allá, entró en la casa, le impuso las manos a Saulo y le
dijo: “Saulo, hermano, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino,
me

envía para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu Santo”.
Al instante, algo como escamas se le desprendió de los ojos y recobró
la vista. Se levantó y lo bautizaron. Luego comió y recuperó las
fuerzas. Se quedó unos días con los discípulos en Damasco y se puso a
predicar en las sinagogas, afirmando que Jesús era el Hijo de Dios.

A partir de ese momento, la vida de Pablo, no fue precisamente un jardín de rosas. sufrió lo que el había hecho sufrir, pero por una muy buen a razón.

Pablo fue santificado porque Dios le regaló su Espíritu Santo. es la única forma de llegar a ser Santo de verdad

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: