LA BIBLIA EXPLICADA

29 enero, 2011

LA SENCILLEZ DE LA FE

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 0:37

La biblia tiene muchos textos referente a la fe, no obstante hay hombres que, si por vanidad o por aparentar lo que no son, tratan de poner a la fe como algo muy intrincado que solo un experto puede desentrañar.

¿ Donde comienza la fe ? – veamos el siguiente pasaje del antiguo testamento:

Hebreos 11: 1 – 2, 8 – 19

1 La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven.

Nuestra fe es solo para Dios y nuestro Señor Jesús, porque Dios es omnipotente y siempre cumple sus promesas, en la Biblia están escritas todas las promesas de Dios a toda la humanidad

Yo como ser humano soy falible y por lo tanto no puedo pedir que confíen en mi sino solo en Dios.

2 Por ella fueron alabados nuestros mayores.

8 Por la fe, Abrahám, al ser llamado por Dios, obedeció y salió para el lugar que había de recibir en herencia, y salió sin saber a dónde iba.

Así de sencillo, Abrahám puso toda su confianza en Dios e hizo lo que le pidió

9 Por la fe, peregrinó por la Tierra Prometida como en tierra extraña, habitando en tiendas, lo mismo que Isaac y Jacob, coherederos de las mismas promesas.

Abrahám desconocía cual era su destino pero lo suplía con su fe.y seguía sin saber pero si sabía que Dios estaba con el.

¿ y nosotros que ? – Jesús nos pide tener un comportamiento y nos dice como es, pero nosotros le buscamos la quinta pata al gato para eludir sus mandamientos, ja, y después nos jactamos de nuestra fe por el solo hecho de acudir a una celebración.

10 Pues esperaba la ciudad asentada sobre cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

Jesús nos habla del Reino de los Cielos y de la vida eterna y en abundancia, donde no hay llantos ni sufrimientos, donde todo es alegría, es justamente la ciudad que esperaba habitar Abrahám, cuyo arquitecto, y constructor, es Dios. – Pero nosotros los cristianos llenos de ídolos y héroes – seguimos alejados de Dios por no prestar atención y poner en práctica su palabra, su Evangelio, por el cual, Jesús dio su vida.

11 Por la fe, también Sara recibió, aun fuera de la edad apropiada, vigor para ser madre, pues tuvo como digno de fe al que se lo prometía.

Sara la mujer de Abrahám tuvo su único hijo Isaac a los 90 años, científicamente imposible, pero no para Dios, y nosotros los cristianos, seguimos fabricando ídolos de carne y huesos que no tienen sentido.

12 Por lo cual también de uno solo y ya gastado nacieron hijos, numerosos como las estrellas del cielo, incontables como las arenas de las orillas del mar.

Los hijos o llamemosló discípulos de Abraham, son los que depositan su fe en Dios y cuando digo Dios me refiero también a Jesús, porque vieron en Abrahám un ejemplo digno para aprender, no para imitar

13 En la fe murieron todos ellos, sin haber conseguido el objeto de las promesas: viéndolas y saludándolas desde lejos y confesándose extraños y forasteros sobre la tierra.

La fe engendra la esperanza, pero no una esperanza para una vida de pocos años en este mundo, sino una esperanza de vida eterna que no podemos imaginar, pero conociendo el amor de Dios, su Sabiduría, su inteligencia, y su omnipotencia, no podemos dudar de que esa vida será una maravilla. Por lo tanto, el hombre de fe, ya no está atado a las cosas de este mundo. es libre, se siente libre.

14 Los que tal dicen, claramente dan a entender que van en busca de una patria;

15 pues si hubiesen pensado en la tierra de la que habían salido, habrían tenido ocasión de retornar a ella.

16 Más bien aspiran a una mejor, a la celestial. Por eso Dios no se avergüenza de ellos, de ser llamado Dios suyo, pues les tiene preparada una ciudad…

Abrahám, no fue un héroe, solo un hombre como tantos otros, su vida como la de tantos otros, nada especial, lo especial era su fe en Dios, pero la fe no es visible y nadie la puede ostentar, aahh, pero nosotros los cristianos no perdemos una oportunidad de aparentar de alguna forma una fe que no la tenemos.

17 Por la fe, Abrahám, sometido a la prueba, presentó a Isaac como ofrenda, y el que había recibido las promesas, ofrecía a su unigénito

Dios le pide a Abrahám que le ofrende la vida de su único hijo, Isaac, y Abrahám aceptó pese a que Dios le había prometido una descendencia numerosa, la fe de Abrahám seguía creyendo que la promesa se cumpliría, y así sucedió para que nosotros sepamos que por más difícil que venga la mano, debemos seguir confiando en Dios

18 respecto del cual se le había dicho: Por Isaac tendrás descendencia.

19 Pensaba que poderoso era Dios aun para resucitar de entre los muertos. Por eso lo recobró para que Isaac fuera también figura.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: