LA BIBLIA EXPLICADA

13 enero, 2011

LA VIDA DE UN DISCÍPULO CON DIOS Y CON JESÚS

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 22:18

Un día, hace tiempo, escuche una voz en mi cabeza, tal como resuena una canción con los auriculares puesto.

La voz me dijo, Yo te necesito, era Dios quien me hablaba, al decirme que me necesitaba, mi vanidad se hincho como un gran globo pero, vino un Ángel y con un alfiler me pincho el globo y mi vanidad desapareció, me dijo el Ángel, Dios te necesita pero tu eres el necesitado, si te portas mal, El te despedirá y tomará a otro empleado.

Después volvió la voz y me dijo, Yo te estoy formando, solo te pido que no te dejes tentar-

Al principio como todas las cosas, no lo entendí, ¿ como no dejarme tentar ?, si la tentación está en todas partes, pero el Espíritu inmediatamente me lo dijo, “huye de las tentaciones no lo enfrentes porque perderás”.

Entonces me acordé de sus palabras, ” mis discípulos tienen que ser astutos como una serpiente y sencillo como una paloma”

Cuando fui por primera vez a grupo de oración, escuche lo que hablaban pero, nada de lo que decían tenía relación con el Evangelio, más bien lo distorsionaban.

Pasado un tiempo comencé a experimentar lo que es ser discípulo de Cristo.

De pronto me encontraba en vuelto en un problema que a medida que le buscaba una solución, más grande era la dificultad, y más aumentaba mi impotencia, tan grande era que, mi llanto se tornaba en rabia, veía que no podía y me descontrolaba o eso me parecía, decía palabras llenas de rabia y dolor, no eran precisamente un poema de amor”.

De pronto, como si fuera una brisa suave, me venía una calma tal que se convertía en éxtasis.

Hablando conmigo mismo o con mi Espíritu, escuchaba pero no por medio de una voz, no encuentro forma de explicarlo, esa voz interior me preguntaba, ¿ eres una buena persona? – y yo respondía, no, no lo soy, soy malo, ¿ porque sos malo ? – porque no resolví el problema y por todo lo que dije con rabia, pero, ahora se la solución, porque Tu lo resolviste Señor!

No, me dijo el Señor, lo resolviste tu, ¿ yo, como ? – diste todo lo que podías hasta llegar a la impotencia, y que bien lo manifestaste, ¿ con todas las malas palabras que dije ? – si, ¿ de que otra forma sino ?, y la voz se fue.

Luego me acorde de Elías, mi amigo el profeta,

1o, de Reyes 19

4 El caminó por el desierto una jornada de camino, y fue a sentarse bajo una retama. Se deseó la muerte y dijo: “¡Basta ya, Yahveh! ¡Toma mi vida, porque no soy mejor que mis padres!”
5 Se acostó y se durmió bajo una retama, pero un ángel le tocó y le dijo: “Levántate y come.”
6 Miró y vio a su cabecera una torta cocida sobre piedras calientes y un jarro de agua. Comió y bebió y se volvió a acostar.
7 Volvió segunda vez el ángel de Yahveh, le tocó y le dijo: “Levántate y come, porque el camino es demasiado largo para ti.”
8 Se levantó, comió y bebió, y con la fuerza de aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta el monte de Dios, el Horeb.
9 Allí entró en la cueva, y pasó en ella la noche. Le fue dirigida la palabra de Yahveh, que le dijo: “¿Qué haces aquí Elías?”
10 El dijo: “Ardo en celo por Yahveh, Dios Sebaot, porque los israelitas han abandonado tu alianza, han derribado tus altares y han pasado a espada a tus profetas; quedo yo solo y buscan mi vida para quitármela.”
11 Le dijo: “Sal y ponte en el monte ante Yahveh.” Y he aquí que Yahveh pasaba. Hubo un huracán tan violento que hendía las montañas y quebrantaba las rocas ante Yahveh; pero no estaba Yahveh en el huracán. Después del huracán, un temblor de tierra; pero no estaba Yahveh en el temblor.
12 Después del temblor, fuego, pero no estaba Yahveh en el fuego. Después del fuego, el susurro de una brisa suave.
13 Al oírlo Elías, cubrió su rostro con el manto, salió y se puso a la entrada de la cueva. Le fue dirigida una voz que le dijo: “¿Qué haces aquí, Elías?”
14 El respondió: “Ardo en celo por Yahveh, Dios Sebaot, porque los israelitas han abandonado tu alianza, han derribado tus altares y han pasado a espada a tus profetas; quedo yo solo y buscan mi vida para quitármela.”

Entonces pensé en lo que le había sucedido a Elías porque lo sentí también yo, y recien empezaba a caminar.

El celo por Dios es incontrolable, se manifestó en Jesús cuando echó del templo a los cambistas, y vendedores de bueyes y palomas”.

Por está razón, cuando veo la imagen de un”santo” producto del hombre y no de Dios, y leo sus poemas de santidad, siento mucho celo, porque es una gran mentira que un santo sea diferente de Elías el profeta, y que no cienta celos por Dios, hasta llegar a la rabia y llorar de impotencia.

Por esta razón cuando veo a los pastores en una gran mega-iglesia, con discursos vacíos que solo buscan agradar a la gente por el diezmo, siento mucho celo hasta la rabia, por que son mentirosos, no dicen la verdad ni sienten celos por Dios.

Tengo que aprender a ser astuto como una serpiente y sencillo como una paloma, pero que dolor de celos por el Señor !

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: