LA BIBLIA EXPLICADA

9 octubre, 2010

LA LIBERACIÓN DEL HOMBRE POR MEDIO DEL ESPÍRITU SANTO

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 23:39

Lucas 11: 27 – 28

27 Sucedió que, estando él diciendo estas cosas, alzó la voz una mujer de entre la gente, y dijo:
«¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron!»

Nosotros los seres humanos, no entendemos el significado de la palabra “alabanza” – la confundimos con “adulación” – la adulación consiste en tratar de obtener un beneficio de la persona a quien se adula, generalmente se adula a una persona rica o poderosa o con influencia, ya que esta “clase” de persona, son las tienen el poder”, pero. solamente se puede alabar a una persona cuando se la conoce bien y con todas sus virtudes y porque la hemos experimentado, es decir que, la experiencia de vivir con Dios, nos da la “autoridad para alabarle correctamente.

28- Pero él dijo: «Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan.»

Lo que Jesús nos dice es. ¡¡ basta de adulaciones, escuchen mi palabra y ponganla en práctica, entonces será dichosos !!

Esta vida es dura y por más rico y poderoso que uno sea, no estará excento de dolores y sufrimientos, al contrario, cuanto más riquezas acumula un hombre, más se debilita y más grande serán sus dolores.

La palabra de Dios, el Evangelio son Espíritu, por esta razón, Juan el bautista decía: “yo los bautizo con agua, pero el que viene después de mi, los bautizara con Espíritu Santo.

El Espíritu Santo Santo, es nuestro educador porque es Dios Padre y Dios Hijo, el Espíritu Santo conoce lo intimo del Padre y del Hijo, conoce el Cielo, y la vida eterna, tiene la fuerza de Dios, el amor de Dios , la sabiduría de Dios y el conocimiento de Dios. se une con nuestro ser y nos enseña todas cosas que debemos saber, y nos da esa fortaleza que necesitamos para vivir en este mundo y para siempre por toda la eternidad.

Pero hay que tener en cuenta que. el Espíritu Santo no habita en personas fraudulentas, o corruptas que no quieren dejar de ser lo que es.

Hay por ahí algunos trasnochados diciendo que Jesús no tenía en cuenta a su Madre, especialmente los evangélicos.
Nada más absurdo, ya que Jesús reprendía a los judíos por declarar ofrenda a sus bienes para no ayudar a sus padres.

Gálatas 3: 22 – 29

22 Pero, de hecho, la Escritura encerró todo bajo el pecado, a fin de que la Promesa fuera otorgada a los creyentes mediante la fe en Jesucristo.

Pero, la fe en Jesucristo no se obtiene con adulaciones ya que son palabras vanas y sin sentido, Dios no necesita que nadie lo adule, la fe se obtiene escuchando sus enseñanzas y llevándola a la práctica.

23 Y así, antes de que llegara la fe, estábamos encerrados bajo la vigilancia de la ley, en espera de la fe que debía manifestarse.

La ley era y es todavía una necesidad – en épocas antiguas la ignorancia del hombre era total, sus costumbres poco diferenciaban de los animales, hoy en día, sin embargo, hemos evolucionados intelectualmente, podemos comunicarnos al instante con cualquier parte del mundo y ver lo que está sucediendo, el avance tecnológico es muy grande, pero, conservamos intacto nuestros instintos animales.
Guerras. desolación y muertes, todas ellas provocadas por el hombre primitivo que aún somos.

24 De manera que la ley ha sido nuestro pedagogo hasta Cristo, para ser justificados por la fe.

La ley dice que, no debemos matar ni robar ni mentir ni hacer daños a nuestros congéneres, pero a pesar de la ley, se sigue matando, robando y haciendo daños al prójimo. – la Ley dice que debemos amar a Dios, pero no se puede amar a quien no se conoce y tampoco alabarle correctamente.

25 Mas, una vez llegada la fe, ya no estamos bajo el pedagogo.

Exacto ! – ahora tenemos la oportunidad de conocer y amar a Dios por lo que verdaderamente es, ahora tenemos la oportunidad de conocernos a nosotros mismo, ahora esta a nuestra disposición, el amor de Dios Padre. del Hijo y del Espíritu Santo, ahora está a nuestra disposición el poder abandonar nuestro instinto animal y aceptar al Espíritu Santo que nos convierte en imagen y semejanza de Dios, y así obtener la vida eterna y en abundancia.

26 Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.

Y se hace realidad cuando somos engendrado y nacemos a una nueva vida por medio del Espíritu de Dios.

27 En efecto, todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo:

Por la sencilla razón de escuchar y practicar su palabra – que es nuestra iniciación o bautismo en la nueva vida – vida eterna y en abundancia.

28 ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Así como Cristo es uno con Dios porque ambos poseen el mismo Espíritu Santo, También nosotros, estaremos unidos con el Padre y el Hijo por el mismo Espíritu.

29 Y si sois de Cristo, ya sois descendencia de Abraham, herederos según la Promesa.

Y esa herencia ya es una realidad conquistada por el amor de Cristo, que es el amor de Dios.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: