LA BIBLIA EXPLICADA

21 septiembre, 2010

¿ QUE BUSCAMOS LOS CRISTIANOS ?

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 18:54

Por todas partes circulan versiones desalentadoras en lugar de  hacer circular la buena noticia.
 
Denuncias de conspiraciones internacionales que provocaría practicamente el fin del mundo.
 
Pero este tipo de denuncias, conspiran más contra el Evangelio y contra la fe" en Dios.
Nosotros los "cristianos" – hablamos de la omnipotencia de Dios, pero al parecer, desconfiamos de esa omnipotencia o no la entendemos bien.
 
La Biblia es un libro en el cual nosotros los "cristianos decimos depositar nuestra fe, porque creemos que es palabra de Dios, por lo tanto no deberíamos dudar de su contenido.
 
La Biblia como casi  todos libros tiene un prefacio o prólogo,  ese prefacio es el capítulo 1 y 2 –  en este prefacio la biblia nos revela como fue toda la creación hasta su finalización, lo cual quiere decir, que todo ya está hecho, que Dios ya lo hizo todo,  de manera que, ningún hombre ni los ejércitos por más poderosos que sean,  y ningún sabio puede  modificar o alterar lo que Dios ya hizo.  Es imposible, 
 
Por más que las naciones  poderosas del mundo en sus cegueras, traten de apoderarse de lo que es de Dios, fracazarán rotundamente,
 
Todas las profecías escritas en la Biblia, prueban absolutamente que todo ya está hecho por Dios,  de lo contrario no podría haber profecías.
 
La profecía dice : – Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación
Por lo tanto, si creemos en la omnipotencia de Dios,  no podemos ni debemos aceptar que el hombre, débil y mortal pueda impedir lo que Dios ya hizo.
Tal vez, las naciones poderosas del mundo crean que pueden hacer lo que quieren – pero todo será inútil –
 
Todos somos hijos de Dios y nadie, absolutamente nadie puede alterar que así sea.
 

Salmo   2

1.¿Para qué meten ruido las naciones y los pueblos meditan vanos planes?
2.Se sublevan los reyes de la tierra, y sus fuerzas unen los soberanos en contra del Señor y de su Ungido.
3."¡Vamos, dicen, rompamos sus cadenas y su yugo quebremos!"
4.El que se sienta en los cielos se sonríe, el Señor se burla de ellos.
5.Luego les habla con enojo y su furor los amedrenta:
6."Yo soy quien ha consagrado a mi rey en Sión, mi monte santo."
7.Voy a comunicar el decreto del Señor: El me ha dicho: "Tú eres hijo mío, yo te he engendrado hoy.
8.Pídeme y serán tu herencia las naciones, tu propiedad, los confines de la tierra.
9.Las regirás con un cetro de hierro y quebrarás como cántaro de arcilla."
10.Pues bien, reyes, entiendan, recapaciten, jueces de la tierra.
11.Sirvan con temor al Señor, besen, temblando, sus pies;
12.no sea que se enoje y perezcan, pues su cólera estalla en un momento. ¡Felices los que en él se refugian!

 
Génesis capítulo 1 
La creación 
1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 
1:2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 
1:3 Y dijo Dios: Sea la luz;  y fue la luz. 
1:4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. 
1:5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día. 
1:6 Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. 
1:7 E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así.
1:8 Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo. 
1:9 Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así.
1:10 Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno. 
1:11 Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así. 
1:12 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno. 
1:13 Y fue la tarde y la mañana el día tercero. 
1:14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 
1:15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 
1:16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 
1:17 Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 
1:18 y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. 
1:19 Y fue la tarde y la mañana el día cuarto. 
1:20 Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos. 
1:21 Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno. 
1:22 Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra. 
1:23 Y fue la tarde y la mañana el día quinto. 
1:24 Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. 
1:25 E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno. 
1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 
1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 
1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. 
1:29 Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. 
1:30 Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así. 
1:31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto. 

Génesis capítulo 2
 
2:1 Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. 
2:2 Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. 
2:3 Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: