LA BIBLIA EXPLICADA

30 agosto, 2010

APRENDIENDO Y TRANSMITIENDO EL EVANGELIO

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 23:25

El Evangelio y sus enseñanzas son Espíritu, porque provienen de Dios, nada podemos aprender de Dios sin el Espíritu Santo. debemos perseverar entonces en tratar de comprender el Evangelio.
Solo en nuestra perseverancia se notará nuestro interés verdadero por la justicia y equidad. no justicia de hombres, sino justicia de Dios.

Estas palabras de Pablo apóstol, lo confirman, pero también hay otras, no podemos dudar de que, Dios es el único que nos puede revelar la sabiduría por medio del Espíritu Santo, –

I Corintios  2: 10 – 16

10  Porque a nosotros nos lo reveló Dios por medio del Espíritu; y el Espíritu todo lo sondea, hasta las profundidades de Dios. 
11  En efecto, ¿qué hombre conoce lo íntimo del hombre sino el espíritu del hombre que está en él?  – Del mismo modo, nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios. 
12  Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para conocer las gracias que Dios nos ha otorgado, 
13  de las cuales también hablamos, no con palabras aprendidas de sabiduría humana, sino aprendidas del Espíritu, expresando realidades espirituales. 
14  El hombre naturalmente no capta las cosas del Espíritu de Dios; son necedad para él. Y no las puede conocer pues sólo espiritualmente pueden ser juzgadas. 
15  En cambio, el hombre de espíritu lo juzga todo; y a él nadie puede juzgarle. 
16  Porque ¿quién conoció la mente del Señor para instruirle? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo. 

Es decir, el Espíritu de Cristo
 

Esta parábola nos muestra la gran diferencia que existe entre el espíritu mundano y el Espíritu Divino, el espíritu mundano se adquiere en una escuela mundana, en cambio el Espíritu Divino que todo lo ve y todo lo sabe, es regalo de Dios.

Lucas  4: 31 – 37

31 Bajó a Cafarnaúm, ciudad de Galilea, y los sábados les enseñaba.
32 Quedaban asombrados de su doctrina, porque hablaba con autoridad.

Hablaba con la autoridad que da el conocimiento de la verdad, no la autoridad que impone y obliga sin ser entendida

33 Había en la sinagoga un hombre que tenía el espíritu de un demonio inmundo, y se puso a gritar a grandes voces:

34 «¡Ah! ¿Qué tenemos nosotros contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres tú: el Santo de Dios.»

Por medio de la letra decimos que Jesús es hijo de Dios o el Santo de Dios, pero no comprendemos su actitud ni sus enseñanzas porque son actitudes espirituales, no carnales propias de este mundo que, nos lleva a interpretaciones erróneas, – Jesús no vino a destruir a nadie, sino a salvar a toda la humanidad. al hombre primitivo, al hombre actual, y al hombre que todavía no nació.

35 Jesús entonces le conminó diciendo: «Cállate, y sal de él.» Y el demonio, arrojándole en medio, salió de él sin hacerle ningún daño.

Cállate y sal de el" – es también una parábola – que nos enseña como enseñar al modo del Espíritu, – cuando alguien tiene una opinión formada, carece de una apertura de mente, a lo nuevo, a lo Espiritual, frente a una persona así, hay que hablar con mucha firmeza, sin titubeos, sin dudas de lo que decimos. no como una imposición, ni obligación, sino con las advertencias que correspondan, hacerles ver que, el camino que están transitando es de perdición.

36 Quedaron todos pasmados, y se decían unos a otros: «¡Qué palabra ésta! Manda con autoridad y poder a los espíritus inmundos y salen.»

Los espíritus in-mundo – son precisamente nuestros criterios humanos, propios de nuestra naturaleza, lo espiritual y lo natural son opuestos.

37 Y su fama se extendió por todos los lugares de la región.

Libro de Daniel 2

Estas palabras de por si son revelaciones y verdades de Dios, lean con atención;

26 El rey tomó la palabra y dijo a Daniel, llamado Beltsasar: «¿Eres tú capaz de darme a conocer el sueño que tuve y su interpretación?».
27 Daniel respondió ante el rey, diciendo: «El rey interroga sobre un misterio que no se lo puede aclarar ningún sabio, adivino, mago o astrólogo.
28 Sin embargo, hay en el cielo un Dios que revela los misterios, y que ha dado a conocer al rey Nabucodonosor lo que sucederá en los días venideros. Tu sueño y las visiones de tu imaginación, cuando estabas en tu lecho, fueron estos:
29 A ti, mientras estabas en tu lecho, te sobrevinieron pensamientos acerca de lo que va a suceder en adelante, y el que revela los misterios te ha hecho conocer lo que va a suceder.

Este versículo es el más importante.
30 En cuanto a mí, este misterio me ha sido revelado no porque yo tenga una sabiduría superior a la de todos los vivientes, sino para que se ponga de manifiesto al rey la interpretación, y así conozcas los pensamientos de tu corazón.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: