LA BIBLIA EXPLICADA

23 agosto, 2010

EL JURAMENTO – CAUSA DE GRAVES PECADOS

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 22:28

Jesús dice, no jures ni por uno solo de tus cabellos, sin embargo, las religiones cristianas están llenas juramentos y promesas y compromisos, los cuales son ataduras de las que todo creyente debe despojarse.

Jurar es un pecado, lo mismo el compromiso o las promesas, Jesús nos dio hasta su vida para que seamos libres, no obstante, las religiones no las toman en cuenta.

Veamos lo que Jesús dice al respecto:

 
Mateo (23, 13-22)
Gloria a ti, Señor.
En aquel tiempo, Jesús dijo a los escribas y fariseos: “¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque les cierran a los hombres el Reino de los cielos! Ni entran ustedes ni dejan pasar a los que quieren entrar.

La obligación que impone la Ley, no es para someter a las personas, el nivel intelectual y el conocimiento de los seres humanos en aquellas épocas, no eran lo suficiente para comprender lo que más convenía hacer.

En la actualidad, los padres imponen penitencia o reprenden a sus hijos y los obligan a estudiar, porque el conocimiento es clave para el futuro, sin conocimiento se vive en la miseria.

El hijo pródigo, dilapidó la herencia que recibió de su Padre por falta de conocimiento, se quedó en la miseria, y recién entonces se dio cuenta de error, pero no todos actúan de la misma forma. – Es conveniente entonces instruir dando razones, y explicando esas razones.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para ganar un adepto, y cuando lo consiguen, lo hacen todavía más digno de condenación que ustedes mismos!

Usar las leyes como un poder para someter y esclavizar, no viene de Dios, porque, lo que enseña la Ley, es para beneficio de todos los seres humanos, por lo tanto la Ley debe ser usado como un medio forzoso para educar, forzoso por la misma rebeldía de los pueblos que se niegan a lo que más le conviene.

¡Ay de ustedes, guías ciegos, que enseñan que jurar por el templo no obliga, pero que jurar por el oro del templo, sí obliga! ¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro o el templo, que santifica al oro?

El orden de importancia, no se toma en cuenta, Dios creo el universo infinito, y lo más importante de sus criaturas, es el "ser humano" – y, el ser humano, es templo del Espíritu Santo, si juro por mi vida, juro también por el Espíritu Santo que habita en mi. estoy jurando por Dios. y jurar por Dios es cosa muy seria, no debemos tomar su Santo nombre en vano.

También enseñan ustedes que jurar por el altar no obliga, pero que jurar por la ofrenda que está sobre él, sí obliga. ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar, que santifica a la ofrenda?

Si juro por mi madre o mi hijo, juro también por Dios, ya que ellos también son templos del, Espíritu Santo, vuelvo a jurar por Dios.

Quien jura, pues, por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él. Quien jura por el templo, jura por él y por aquel que lo habita. Y quien jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por aquel que está sentado en él”.

¿ Y quien de nosotros sabe de antemano lo que va ocurrir ? – ¿ Quien de nosotros puede saber a ciencia cierta si va a poder cumplir lo que prometió ? –

No jures ni consientas el juramento, Dios no lo pasará por alto.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: