LA BIBLIA EXPLICADA

16 junio, 2010

EL GRAN DEMONIO DE LA VANIDAD Y LA RECOMPENSA DE DIOS

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 23:28

Mateo  6: 1 – 6, 16 – 18

1
«Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial.

Sin embargo, hacemos todo lo contrario, nuestra vanidad nos lleva a buscar el reconocimiento de los hombres y los aplausos, incluso el dinero , queremos que nuestra obras sean bien conocidas, en lo político es pasable porque van tras los votos, pero en los religiosos, Dios no los tolera.

2
Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga.

La vanidad hace estragos entre nosotros, cuando somos considerados como personas especiales y con influencias ante Dios, pero siempre que pedimos o buscamos a Dios, ocurre lo contrario, sencillamente porque también estamos haciendo lo contrario de lo que nos pide Jesús.

3
Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha;

Ja, si hasta lo publicamos en los medios para que todo el mundo se entere y nos tome por personas piadosas buscando el halago y el prestigio en lo personal.

4
así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Así debería ser, pero no tomamos en cuenta estos mandamientos, y por estas causas no recibimos cuando pedimos porque pedimos mal. porque nuestras intenciones de la limosna no es la misericordia sino la fama – arma mortal de la vanidad.

5
«Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga.

Cuando hacemos lo contrario de los mandamientos evangélicos, buscando fama, poder y dinero, – seguramente podríamos conseguirlo, entonces ya estamos recibiendo nuestra paga, ya recibimos lo que buscábamos. – y en ese caso, no recibiremos nada de Dios porque ya obtuvimos lo que ansiábamos.

6
Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Cuando veo a los famosos religiosos que incluso se creen "santos" – orar con discursos grandilocuentes, con frases académicas que ni ellos mismos entienden, cuando se pasean y se hacen anunciar que van a predicar en tal cual lugar, me acuerdo de este pasaje del Evangelio, y me pregunto: ¿como es posible que sean tan ciegos ? – como es posible que ignoren los mandamientos más fáciles de entender,

16
«Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga.

En este siglo 21, los religiosos y laicos predican el ayuno a diestra y siniestra, como si ellos lo practicaran, pero solo en apariencia, y después salen diciendo que Dios todo lo ve.

17
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro,

18
para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Las obras que se hacen en secreto nadie lo puede saber, pero preguntan diciendo: ¿ Y vos que haces ? – ¿ ayudas a tu prójimo ? – estas preguntas son tentaciones, en las que no debemos caer.

Pero si podemos saber de aquellas obras supuestamente benéficas porque se las publican para obtener prestigio en la sociedad, es más, cuando el vaticano declara "santo" a algún sacerdote, se lleva a cabo una investigación de sus obras, y luego, la recompensa de ser nombrado "santo" – ¿ y la recompensa de Dios ? – donde queda ? – absurdo ¿verdad?

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: