LA BIBLIA EXPLICADA

14 mayo, 2010

1o.de Corintios 10-23 TODO ME ES LÍCITO MÁS NO TODO ME CONVIENE

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 21:56

Todavía hay "cristianos que creen que la ley ya no está vigente, pero Jesús dice: "Yo no vine para abolir la ley sino para cumplir con la ley, y así fue,  pero también nos explica el sentido de la ley, porque Dios no hace nada sin sentido. 35 para que se cumpliese el oráculo del profeta: = Abriré en parábolas mi boca, publicaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo. =

 
El Libro del Levítico establece los siguientes preceptos, en aquellas épocas, el nivel intelectual de la gente, era muy pobre,  la gran mayoría eran analfabetos, por lo tanto no tenían el conocimiento para recibir mayores explicaciones.

Pero ahora, 5.000 años después, nosotros los "cristianos, supuestamente educados en el Evangelio, – deberíamos conocer el sentido de la ley y sus preceptos, de lo contrario, seríamos dignos de compasión porque la ley ha sido perfeccionada por el Evangelio, porque es palabra de Dios
 
EL INCESTO

6 Ningún varón se llegue a parienta próxima alguna, para descubrir su desnudez. Yo Jehová. 7 La desnudez de tu padre, o la desnudez de tu madre, no descubrirás; tu madre es, no descubrirás su desnudez. 8 La desnudez de la mujer de tu padre no descubrirás; es la desnudez de tu padre. 9 La desnudez de tu hermana, hija de tu padre o hija de tu madre, nacida en casa o nacida fuera, su desnudez no descubrirás. 10 La desnudez de la hija de tu hijo, o de la hija de tu hija, su desnudez no descubrirás, porque es la desnudez tuya. 11 La desnudez de la hija de la mujer de tu padre, engendrada de tu padre, tu hermana es; su desnudez no descubrirás. 12 La desnudez de la hermana de tu padre no descubrirás; es parienta de tu padre. 13 La desnudez de la hermana de tu madre no descubrirás, porque parienta de tu madre es. 14 La desnudez del hermano de tu padre no descubrirás; no llegarás a su mujer; es mujer del hermano de tu padre. 15 La desnudez
de tu nuera no descubrirás; mujer es de tu hijo, no descubrirás su desnudez. 16 La desnudez de la mujer de tu hermano no descubrirás; es la desnudez de tu hermano. 17 La desnudez de la mujer y de su hija no descubrirás; no tomarás la hija de su hijo, ni la hija de su hija, para descubrir su desnudez; son parientas, es maldad. 18 No tomarás mujer juntamente con su hermana, para hacerla su rival, descubriendo su desnudez delante de ella en su vida.
19 Y no llegarás a la mujer para descubrir su desnudez mientras esté en su impureza menstrual. 20 Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo, contaminándote con ella. 21 Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová. 22 No te echarás con varón como con mujer; es abominación. 23 Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión.

Por un lado tenemos la perversión y por el otro; la Hemofilia – ¿Sabías que hay enfermedades de la realeza? Al menos así se le denomina a ciertos padecimientos que se atribuyen a la degeneración genética producto de matrimonios en círculos muy estrechos, que dieron lugar al casamiento entre parientes, como los atribuidos a las tradiciones y costumbres de las monarquías en siglos pasados.

Aunque en esta degeneración genética también se señala la tradición de los judíos para casarse sólo entre judíos, un ejemplo muy claro es el caso de la hemofilia, enfermedad producto de una degradación cromosómica que impide coagular a la sangre.

No se trata entonces de cumplir una ley porque si nomas, debemos conocer el sentido de la ley , y este sentido lo encontraremos en el Evangelio. 
 

LA ESCLAVITUD

39 Y cuando tu hermano empobreciere, estando contigo, y se vendiere a ti, no le harás servir como esclavo. 40 Como criado, como extranjero estará contigo; hasta el año del jubileo te servirá. 41 Entonces saldrá libre de tu casa; él y sus hijos consigo, y volverá a su familia, y a la posesión de sus padres se restituirá. 42 Porque son mis siervos, los cuales saqué yo de la tierra de Egipto; no serán vendidos a manera de esclavos. 43 No te enseñorearás de él con dureza, sino tendrás temor de tu Dios. 44 Así tu esclavo como tu esclava que tuvieres, serán de las gentes que están en vuestro alrededor; de ellos podréis comprar esclavos y esclavas. 45 También podréis comprar de los hijos de los forasteros que viven entre vosotros, y de las familias de ellos nacidos en vuestra tierra, que están con vosotros, los cuales podréis tener por posesión. 46 Y los podréis dejar en herencia para vuestros hijos después de vosotros, como
posesión hereditaria; para siempre os serviréis de ellos; pero en vuestros hermanos los hijos de Israel no os enseñorearéis cada uno sobre su hermano con
dureza.

La esclavitud tiene muchas formas, en aquellas épocas  era costumbre
de los pueblos vecinos que no eran israelitas, sino paganos, y muchos de esos esclavos se convirtieron al judaísmo, porque esa era la intención de Dios, y esa era también en esa época, la intención o el sentido de la Ley.

Hay muchos ejemplos de Judíos que se casaron con mujeres no judías, porque también habían esclavos por voluntad propia,  y por razones de supervivencia. 

El Rey Salomón era hijo de una mujer que el Rey David su padre, se apropio indebidamente de una mujer ajena, Betsabé mujer de Urías el hitita,  y Fue Dios quien ungió a Salomón como Rey de los judíos, es para analizar en profundidad, ¿ verdad ? – incluso el mismo Rey David, era también descendiente de una mujer pagana, es el libro de Ruth.

La hemofilia es hereditaria, es producto de la unión de parejas consanguíneas, es decir familiares – la hemofilia puede aparecer, tal ves no en la primera generación , pero si en la segunda – tercera o cuarta generación, y por ser hereditaria, continuará indefinidamente

Ahora bien,  conociendo el porque o el sentido de la ley, queda todavía pendiente, nuestra debilidad por el sexo que, facilmente nos puede llevar a la perversión.

La homosexualidad es abominación para Dios y para nosotros por dos principales razones,  la moral y la profiláctica – 

En este tiempo, podemos comunicarnos instantáneamente con cualquier parte del mundo, y a través de los informativos podemos conocer lo que sucede en todo el mundo,  y nos enteramos que en tal país, un hombre somete a su hija a abusos sexuales y la embaraza varías veces, ¿ quien podrá
justificar tanta perversidad ?

Sabemos que el SIDA es una enfermedad mortal, y se disemina por todo el mundo por medio de los homosexuales, y si uno de esos homosexuales con SIDA tiene una relación sexual con una mujer, el contagio se producirá y luego esa mujer podrá contagiar a otros hombres o mujeres y así sucesivamente, también es hereditaria, y así continuará indefinidamente.

La homosexualidad es contra natura, y todo lo que es contra natura, se deforma, ir contra natura, es ir contra Dios, porque Dios creo la naturaleza, Dios creo al hombre, macho y hembra los hizo, ni el hombre sin la mujer, ni la mujer sin el hombre, es nuestra condición natural.

Justificar la homosexualidad como un estilo de vida es totalmente absurdo.

El estilo de vida de los Jíbaros del amazona, era o es, cazar cabezas y reducirla, pero de ahí a justificar ese "estilo de vida" ¿ que les parece ?

En cuanto a la esclavitud, ahora existen otros estilos, y es todo lo contrario de lo que se aprende con el Evangelio que nos apremia en servir a los necesitados.

En cambio, la esclavitud moderna, lleva  la necesidad a los pueblos para esclavizarlas como sirvientes.

 
Juan (15, 9-17)
Gloria a ti, Señor.
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Como el Padre me ama, así los amo yo. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecen en mi amor; lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena.
Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande a sus amigos que el que da la vida por ellos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.
No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre. Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros”.
Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: