LA BIBLIA EXPLICADA

24 abril, 2010

LA OMNIPOTENCIA DE DIOS Y EL PODER DEL HOMBRE

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 22:59

Dios no es poderoso simplemente, sino omnipotente, o sea que su poder no tiene limites, la evidencia de su omnipotencia  es todo el universo, que no tiene fin, y el hombre es testigo, pues con sus avances tecnológicos, cada día descubre que el universo no parece terminar nunca, sigue y sigue.

El hombre no es poderoso de nacimiento, sino todo los contrario, pero con el correr del tiempo, fue adquiriendo poder por medio de las armas,  – por medio de la astucia el conocimiento y la inteligencia, – y todo ese poder que obtuvo el hombre a través de la historia,  solamente sirvió a sus intereses personales, someter a sus congéneres – y esclavizarlos obteniendo así, más poder aún,  aparecieron los imperios que sometían a otras naciones – saqueandolas por medio de las armas y enriqueciéndose sin saciarse, pero ese imperio sucumbió ya sea por su propio peso o porque surgió  otro imperio más poderoso. – y siempre ese poder, jamás estuvo al servicio de los hombres. sino todo lo contrario,

El punto  es, comparar el uso que los hombres dan al poder cuando lo ejercen, –  con el uso que Dios le da a su omnipotencia.

La misma creación de todo lo que existe, y todo el universo creado por Dios está en función del hombre,  sin el hombre todo lo creado no tendría sentido,  – sería como construir una mansión que nadie lo habitará nunca,

Dios con su omnipotencia, construye crea, y renueva permanentemente, el hombre con su poder, solamente destruye,  porque su intención es esa.

Dios hizo grandes prodigios para liberar al pueblo elegido de la esclavitud de los egipcios, y también abrió el mar en dos, para que su pueblo pudiera llegar a la tierra prometida, y nunca uso ese poder para aniquilar a los egipcios, – sino que los egipcios caían solos, porque chocaban con la fuerza de Dios,  eran los egipcios quienes atacaban,

Dios, podía facilmente usar su omnipotencia no ya para someter a los pueblos, sino para ser adorado y engrandecido,  pero, en ese caso, su omnipotencia, sería un arma extorsiva y manipuladora.  pero estas cosas , están muy alejadas de un Dios perfecto, muy alejadas de la Sabiduría y el Amor Divino.

¿ Y que hizo Dios – como puso en práctica su omnipotencia con los hombres ?

La siguiente lectura como casi todas las que están escritas en la Biblia, es un ejemplo del amor de Dios – donde el poder queda subordinado al amor por sus hijos, los hombres.

Juan  10: 11 – 16

11 Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas.

Jesús deja su Divinidad y el poder, pero mantiene firme su amor, hasta dar la vida.

12 Pero el asalariado, que no es pastor, a quien no pertenecen las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye, y el lobo hace presa en ellas y las dispersa,

Más tarde o más temprano, se pondrá a prueba nuestro amor, entonces sabremos lo que somos.

13 porque es asalariado y no le importan nada las ovejas.

14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías me conocen a mí,

Si alguien dice ser cristiano y no conoce el Evangelio, no conoce sus enseñanzas, no cuida las ovejas, – no es cristiano – no es pastor.

15 como me conoce el Padre y yo conozco a mi Padre y doy mi vida por las ovejas.

Deja la omnipotencia, y pone de manifiesto su infinito amor, dando su vida.Dios no es poderoso simplemente, sino omnipotente, o sea que su poder no tiene limites, la evidencia de su omnipotencia  es todo el universo, que no tiene fin, y el hombre es testigo, pues con sus avances tecnológicos, cada día descubre que el universo no parece terminar nunca, sigue y sigue.

El hombre no es poderoso de nacimiento, sino todo los contrario, pero con el correr del tiempo, fue adquiriendo poder por medio de las armas,  – por medio de la astucia el conocimiento y la inteligencia, – y todo ese poder que obtuvo el hombre a través de la historia,  solamente sirvió a sus intereses personales, someter a sus congéneres – y esclavizarlos obteniendo así, más poder aún,  aparecieron los imperios que sometían a otras naciones – saqueandolas por medio de las armas y enriqueciéndose sin saciarse, pero ese imperio sucumbió ya sea por su propio peso o porque surgió  otro imperio más poderoso. – y siempre ese poder, jamás estuvo al servicio de los hombres. sino todo lo contrario,

El punto  es, comparar el uso que los hombres dan al poder cuando lo ejercen, –  con el uso que Dios le da a su omnipotencia.

La misma creación de todo lo que existe, y todo el universo creado por Dios está en función del hombre,  sin el hombre todo lo creado no tendría sentido,  – sería como construir una mansión que nadie lo habitará nunca,

Dios con su omnipotencia, construye crea, y renueva permanentemente, el hombre con su poder, solamente destruye,  porque su intención es esa.

Dios hizo grandes prodigios para liberar al pueblo elegido de la esclavitud de los egipcios, y también abrió el mar en dos, para que su pueblo pudiera llegar a la tierra prometida, y nunca uso ese poder para aniquilar a los egipcios, – sino que los egipcios caían solos, porque chocaban con la fuerza de Dios,  eran los egipcios quienes atacaban,

Dios, podía facilmente usar su omnipotencia no ya para someter a los pueblos, sino para ser adorado y engrandecido,  pero, en ese caso, su omnipotencia, sería un arma extorsiva y manipuladora.  pero estas cosas , están muy alejadas de un Dios perfecto, muy alejadas de la Sabiduría y el Amor Divino.

¿ Y que hizo Dios – como puso en práctica su omnipotencia con los hombres ?

La siguiente lectura como casi todas las que están escritas en la Biblia, es un ejemplo del amor de Dios – donde el poder queda subordinado al amor por sus hijos, los hombres.

Juan  10: 11 – 16

11 Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas.

Jesús deja su Divinidad y el poder, pero mantiene firme su amor, hasta dar la vida.

12 Pero el asalariado, que no es pastor, a quien no pertenecen las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye, y el lobo hace presa en ellas y las dispersa,

Más tarde o más temprano, se pondrá a prueba nuestro amor, entonces sabremos lo que somos.

13 porque es asalariado y no le importan nada las ovejas.

14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías me conocen a mí,

Si alguien dice ser cristiano y no conoce el Evangelio, no conoce sus enseñanzas, no cuida las ovejas, – no es cristiano – no es pastor.

15 como me conoce el Padre y yo conozco a mi Padre y doy mi vida por las ovejas.

Deja la omnipotencia, y pone de manifiesto su infinito amor, dando su vida.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: