LA BIBLIA EXPLICADA

19 marzo, 2010

EL TESTIMONIO DE LA VERDAD

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 0:21

Juan  5: 31 – 47

31 -«Si yo diera testimonio de
mí mismo, mi testimonio no sería válido.
32 -Otro es el que da testimonio de
mí, y yo sé que es válido el testimonio que da de mí.

Los milagros
de Jesús que no se limitaba a curar enfermos sino más bien a enseñar, y sus
milagros forman parte de sus enseñanzas, "enseña como quien tiene autoridad" –
la autoridad que da el saber y el conocimiento que puede dar,  – ese
conocimiento que abre los ojos los oídos y el entendimiento, son las cosas que
atestiguan que Jesús es el Hijo de Dios.

33 -Vosotros mandasteis
enviados donde Juan, y él dio testimonio de la verdad.

Yo no soy el
Cristo al que vosotros buscáis, yo los bautizo con agua, pero el
que viene detrás mio, los bautizará con espíritu Santo, y así lo hizo
proclamando su Evangelio, y con el Evangelio somos bautizados en Espíritu, "mis
palabras son Espíritu", dice el Señor.

34 -No es que yo busque
testimonio de un hombre, sino que digo esto para que os salvéis.
35 -El era
la lámpara que arde y alumbra y vosotros quisisteis recrearos una hora con su
luz.

¿ Una hora de luz ? y después nuevamente la oscuridad ?, – eso
no es luz – la luz del Espíritu es eterna y no se apaga jamás

36
-Pero yo tengo un testimonio mayor que el de Juan; porque las obras que el Padre
me ha encomendado llevar a cabo, las mismas obras que realizo, dan testimonio de
mí, de que el Padre me ha enviado.

Por sus frutos lo conocerán,(
las obras )- el verdadero testigo irrefutable es el Espíritu Santo, Espíritu de
la verdad, no pidan pruebas, pidan el Espíritu, -si lo reciben, ya no tendrán
dudas que Jesús es el Hijo de Dios – y con el Espíritu está la
salvación.

37 -Y el Padre, que me ha enviado, es el que ha dado
testimonio de mí. Vosotros no habéis oído nunca su voz, ni habéis visto nunca su
rostro,
38 ni habita su palabra en vosotros, porque no creéis al que El ha
enviado.

Hay muchas razones para creer en Dios, son las obras de
Jesús, no las obras de un mago porque Dios no hace magia ni busca alabanzas
hipócritas, todas las obras de Jesús son obras de misericordia, la ayuda al que
más necesita, esta finalidad hace la diferencia, un mago busca el aplauso –
Jesús busca ayudar y que se conozca a Dios por su misericordia, por su
Sabiduría, por su poder y su gran amor.

39 -«Vosotros investigáis
las escrituras, ya que creéis tener en ellas vida eterna; ellas son las que dan
testimonio de mí;

En toda la biblia, solo hay verdades, no se
esconde nada, ni del más fuerte ni del más débil- no se esconde el coraje ni la
miseria de nadie, y lo más importante, es que, la Biblia fue escrita en función
del hombre y para el hombre, lo mismo que el universo fue creado en función del
hombre y para el hombre, _ ¿ que más podemos pedir ?

40 -y vosotros
no queréis venir a mí para tener vida.

41 -La gloria no la
recibo de los hombres.

Jesús no vino para recibir gloria de los
hombres, vino para que el hombre sea reconocido como hijo de Dios, y para que el
hombre reconozca que Dios es su Padre del Cielo.

42 -Pero yo os
conozco: no tenéis en vosotros el amor de Dios.

Es decir, no
tenemos el Espíritu de Dios, el Espíritu de amor

43 -Yo he venido en
nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viene en su propio nombre, a ése le
recibiréis.

El hombre en su naturaleza teme a lo desconocido, pero,
como conoceremos a Dios ? – sino es por medio de Jesús, que siendo Dios se hizo
hombre, para que conociéramos a Dios, no por su figura sino por sus
obras.

44 -¿Cómo podéis creer vosotros, que aceptáis gloria unos de
otros, y no buscáis la gloria que viene del único Dios?

¿ De que me
sirve el honor que me brindan los hombres ? – ¿ quien de ellos puede darme vida
eterna y en abundancia ? ¿ Porque mejor no busco el reconocimiento de Dios como
hijo suyo y así tener todo el universo y la vida eterna ?

45 -No penséis
que os voy a acusar yo delante del Padre. Vuestro acusador es Moisés, en quién
habéis puesto vuestra esperanza.

No era Moisés quien guiaba al pueblo
elegido a través del desierto, era Dios montado en una nube el que guiaba a su
pueblo

46 -Porque, si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque
él escribió de mí.

Porque así como Moisés abrió el mar en dos para
que el pueblo judío pudiera atravesarlo y entrar a la tierra prometida , así
también Jesús, nos abrió un camino para entrar al Reino de los
Cielos

47 -Pero si no creéis en sus escritos, cómo vais a creer en
mis palabras?»

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: