LA BIBLIA EXPLICADA

16 marzo, 2010

OJOS QUE VEN Y OIDOS QUE OYEN

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 1:28

Juan (4, 43-54)
Gloria a ti, Señor.
En aquel tiempo, Jesús salió de Samaria y se fue a Galilea. Jesús mismo había declarado que a ningún profeta se le honra en su propia patria.

Los profetas aparecían cada ves que el pueblo israelita se aleja de Dios. las palabras de los profetas chocaban con las costumbres que los propios judíos habían instalado

Cuando llegó, los galileos lo recibieron bien, porque habían visto todo lo que él había hecho en Jerusalén durante la fiesta, pues también ellos habían estado allí.

Los galileos si bien pertenecen al estado de Israel, no siguen las mismas costumbres de los judíos, ellos vieron muchos milagros y prodigios que hizo Jesús en Jerusalén pero los judíos no, porque los galileos tenían una mente abierta, dispuestos a ver y escuchar cosas nuevas – más perfectas.

En cambio los judíos se sentían obligados por sus costumbres y tradiciones que no les permitia – ver y oír – la nueva alianza que Jesús vino para firmarla con su sangre y sus enseñanzas de un futuro maravilloso en una tierra nueva de maravillas – EL CIELO –

Volvió entonces a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Había allí un funcionario real, que tenía un hijo enfermo en Cafarnaúm. Al oír éste que Jesús había venido de Judea a Galilea, fue a verlo y le rogó que fuera a curar a su hijo, que se estaba muriendo.
Jesús le dijo: “Si no ven ustedes señales y prodigios, no creen”.
 

Los escépticos no creen en nada, piden pruebas pero igual no creen, con esta actitud jamás conocerán a Dios, salvo cuando sufran un gran percance y por esta razón clamen a Dios. pero no todos, – recuerden a los dos ladrones que fueron crucificados con cristo, uno de ellos, ni aún en la cruz tuvo la humildad de pedir como lo hizo el otro.

Pero el funcionario del rey insistió: “Señor, ven antes de que mi muchachito muera”. 

El funcionario insistió – es decir, perseveró en su clamor y obtuvo la respuesta.

Jesús le contestó: “Vete, tu hijo ya está sano”.

Vemos aquí el poder del Espíritu Santo, ya que Jesús no fue en persona a sanar al hijo del funcionario, sino en Espíritu, no es casual que sepamos esto, sino que, es para saber que Jesús está en todas partes y su templo es el corazón del hombre, porque Dios no habita en templos de piedras.

La respuesta de Jesús fue tan sencilla como la del profeta Eliseo que le dijo a Nammán el sirio, "lávate siete veces en el Jordán y tu piel sanará. ningún ritual, ninguna penitencia, ningún ceremonial.
Nosotros los hombres, no podemos saber de la sinceridad de nuestras palabras, ni conocer la misericordia que hay en nuestros corazones, pero Dios si, por esta razón, Jesús dice, " por sus frutos los conocerán"

Aquel hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino.

Creyó porque tenía la necesidad de creer, la salud de su hijo pesaba más en la balanza que cualquier otra cosa. pero, ¿ es necesario llegar a este extremo para buscar a Dios ? – los samaritanos vieron estas cosas que hacía Jesús y no esperaron sufrir lo mismo para creer. tenían la mente abierta y ojos y oídos atentos, – en cada pueblo – en cada ciudad y en cualquier parte, suceden los milagros, solo hay que querer ver y oír.

Cuando iba llegando, sus criados le salieron al encuentro para decirle que su hijo ya estaba sano. El les preguntó a qué hora había empezado la mejoría. Le contestaron: “Ayer, a la una de la tarde, se le quitó la fiebre”.
El padre reconoció que a esa misma hora Jesús le había dicho: ‘Tu hijo ya está sano’, y creyó con todos los de su casa. Esta fue la segunda señal milagrosa que hizo Jesús al volver de Judea a Galilea.

Aumenta nuestra fe, pedían sus apóstoles, – cuando sus criados le dijeron a que hora había sido curado su hijo – lo supo y su incipiente fe creció, ya tenia los ojos y los oídos bien abiertos.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: