LA BIBLIA EXPLICADA

26 enero, 2010

¿PORQUE JESÚS ENSEÑABA EN PARÁBOLAS ?

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 16:36

Dios nos quiere libres, y libres de toda influencia debemos actuar, enseñar en parábolas significa enseñar sin obligar, sin influir de manera negativa en las personas.

De este modo, aprende el que realmente quiere aprender.

Las cosas de Dios no se puede aprender ni comprender ya sea por capricho, por vanidad, por obligación o por imposición. las cosas de Dios, aprende el que tiene ganas de cambiar su vida por otra mejor, una nueva vida sin violencia, sin vanidad, si exigencias, sin prepotencia, una vida de respeto por todos los seres humanos, una vida con sentido, una vida sin plazo fijo. una vida como lo promete Dios, .. pero, ¿quien recuerda las promesas de Dios ?

Marcos 4: 1 – 20

1 Y otra vez se puso a enseñar a orillas del mar. Y se reunió tanta gente junto a él que hubo de subir a una barca y, ya en el mar, se sentó; toda la gente estaba en tierra a la orilla del mar.

Toda la gente estaba a la orilla del mar escuchando a Jesús, – la pregunta es, ¿quienes eran esa gente ? – está escrito, venían de todas partes, eran judíos, no judíos, griegos, gente instruidas – gente no instruidas, ciegos, cojos, ricos y pobres, es decir de todas las clases sociales sin discriminar. –

2 Les enseñaba muchas cosas por medio de parábolas. Les decía en su instrucción:

3 «Escuchad. Una vez salió un sembrador a sembrar.
4 Y sucedió que, al sembrar, una parte cayó a lo largo del camino; vinieron las aves y se la comieron.
5 Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde no tenía mucha tierra, y brotó en seguida por no tener hondura de tierra;
6 pero cuando salió el sol se agostó y, por no tener raíz, se secó.
7 Otra parte cayó entre abrojos; crecieron los abrojos y la ahogaron, y no dio fruto.
8 Otras partes cayeron en tierra buena y, creciendo y desarrollándose, dieron fruto; unas produjeron treinta, otras sesenta, otras ciento.»

Vemos aquí por medio de este relato, el efecto de las enseñanzas en parábolas, dentro de ese gentío seguramente habría personas, que no le dan importancia a las enseñanzas, entonces la semilla de la palabra de Dios, quedan tiradas en el suelo para alimentos de las aves.
También están las personas, que reconocen lo importante, pero carecen de fuerza de voluntad, son débiles de carácter y terminan por renunciar en practicarlas.
Lo mismo sucede con otras personas que, más se preocupan y ocupan de lograr una mejor posición económica y social y la palabra de Dios queda ahogada.
Por último, quedan las personas que por experiencia, se dan cuenta que esta vida no tiene sentido tal y cual lo estamos viviendo, personas que por más que se esfuercen, no logran comprender ni saber cual es su meta, estás personas al escuchar la palabra de Dios, se ven iluminadas por Dios, porque verdaderamente tratan de encontrar el sentido de la vida.

Un sentido de la vida. que no termina en un terremoto, o en un accidente, o en una crisis económica, o en manos de un ladrón asesino o violador, ni en la misma muerte.

9 Y decía: «Quien tenga oídos para oír, que oiga.»

Es fácil saber que,  – oye el que quiere oír, el que tiene verdadero interés en escuchar, de este modo las enseñanzas en parábolas es como un filtro que selecciona aquellos que quieren y los que no.

Pero en todo esto, lo más importante es que, Jesús no discrimina ni selecciona a quien va a instruir, o a quien va a revelar esa verdad que nos hará libres, Jesús no pide nada cambio, Jesús no pregunta quien eres, ni de donde vienes, si eres pagano o creyente, si estás bautizado con agua o no, no pregunta si perteneces a una religión, Dios nos quiere libres a todos.

10 Cuando quedó a solas, los que le seguían a una con los Doce le preguntaban sobre las parábolas.
11 El les dijo: «A vosotros se os ha dado el misterio del Reino de Dios, pero a los que están fuera todo se les presenta en parábolas,
12 para que por mucho que miren no vean, por mucho que oigan no entiendan, no sea que se conviertan y se les perdone.»

Los hombres, tenemos muchos motivos para saber, porque el conocimiento tiene mucho poder, pero, el conocimiento de las parábolas, solo para los humildes y sinceros que Dios ve en sus corazones

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: