LA BIBLIA EXPLICADA

7 enero, 2010

POR LA FUERZA DEL ESPIRITU

Filed under: Libros — eingel1 @ 0:38

Lucas  4: 14 – 22

14 -Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu, y su fama se extendió por toda la región.

¿ Por la fuerza del Espíritu ? – es para tenerlo siempre presente, el Espíritu es quien nos guia en todo momento, el que nos impulsa en nuestras actitudes para bien de todos. sirve también para nuestra auto reflexión

15 -El iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos.

16 -Vino a Nazará, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura.

¿ Ocurre estas cosas en el cristianismo y sus diferentes iglesias?,  que a un hombre sin la autoridad religiosa, pueda levantarse y leer las escrituras y hacer su interpretación como lo hizo Jesús ?,  – No !! – podemos ir a un templo, pero los concurrentes no tienen ni voz ni voto, tienen que limitarse solamente a escuchar, ni siquiera pueden preguntar lo que no entienden. de manera que no existe una predicación, sino que son meros discursos inconsistentes.

17 -Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito:

18 -El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos

19 -y proclamar un año de gracia del Señor.

Un año de gracia, es siempre, –  por aquello de que, para Dios un día es como mil años, o mil años como un día.  – la gracia de Dios siempre estará presente para los humildes de corazón.
 
20 -Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él.

21 -Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy.»

22 -Y todos daban testimonio de él y estaban admirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?»

Seguramente ninguno de los presente entendía nada de lo que decía Jesús, es normal que, nadie pregunte lo que no entiende, porque nadie quiere reconocer con humildad lo que no sabe, por temor al ridículo.

La persona humilde no considera vergonzoso preguntar, porque sabe que preguntando se llega.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: