LA BIBLIA EXPLICADA

5 noviembre, 2009

MAS ALEGRIA EN EL CIELO POR UN PECADOR ARREPENTIDO QUE POR 99 JUSTOS

Filed under: Sin categoría — eingel1 @ 23:49

La vanidad y la soberbia, son espíritus de este mundo,  cuando una persona está poseída por estos dos demonios,  se creen superiores a los demás y hasta se consideran justos,
 
Aveces en un arranque de nervios, insultamos y "juzgamos a otra persona" , es muy común,  tiene su importancia, pero, cuando juzgamos a otras personas con nuestra propia conducta,  cuando las rechazamos porque son pobres, porque huelen mal, (  muchos ni siquiera tienen agua para tomar ) – o porque su profesión es solo un albañil , o porque su educación no tiene el refinamiento  de personas como "uno" ja.  –  etc.etc.,  entonces si que no solo estamos juzgando sino también condenando.
 
¿ Que culpa tiene un bebe si sus padres son indigentes y poco instruidos ? –  y, ¿ cual será el futuro de ese bebe ?
 
¿ Que mérito tiene un bebe si sus padres son de buena posición económica y social ?  y ¿ cual será el futuro de ese bebe ?
 
¿ Que dice Jesús el hijo de Dios, la Sabiduría encarnada, el Rey de Reyes, el Señor del Cielo y de la Tierra ?
 
 
Lucas (15, 1-10)
Gloria a ti, Señor.
 
En aquel tiempo, se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharlo; por lo cual los fariseos y los escribas murmuraban entre sí: “Este recibe a los pecadores y come con ellos”.
 
El demonio de la vanidad y la soberbia en acción,  los fariseos se consideraban personas justas, sin manchas, .. pero, que equivocados que estaban, lo mismo sucede en la actualidad en todos los ámbitos de una sociedad.
 
Jesús les dijo entonces esta parábola: “¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y se le pierde una, no deja las noventa y nueve en el campo y va en busca de la que se le perdió hasta encontrarla? Y una vez que la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría y al llegar a su casa, reúne a los amigos y vecinos y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido’. Yo les aseguro que también en el cielo habrá más alegría por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos, que no necesitan arrepentirse.
 
Un joven rico se le acerca a Jesús y le dice, Maestro bueno, que tengo que hacer para entrar a la vida eterna? –  Jesús le responde;  ¿ porque me llamas  bueno ? – solo uno es bueno, refiriéndose a Dios. – lo cual significa que todos somos malos, es decir pecadores, – el rey David en uno de sus salmos dice:  Pecador me concibió mi madre" –  y es cierto, somos pecadores de nacimiento.   aahh, pero están los que se consideran buenas personas, los aristócratas de la buena vida..  los que se lavan las manos antes de comer.
 
¿Y qué mujer hay, que si tiene diez monedas de plata y pierde una, no enciende luego una lámpara y barre la casa y la busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque ya encontré la moneda que se me había perdido’.
 
Yo les aseguro que así también se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se arrepiente”
 
Parece una contradicción pero no lo es, ¿ porque ? –  porque todos somos malos y pecadores,  y Dios nos mira en todo momento para ver si por medio de nuestra inteligencia podemos darnos cuenta,  que no somos justos, que somos pecadores,  y si nos arrepentimos de nuestras malas acciones , seguramente vendrá Jesús y nos alzará como una oveja perdida y nos hará entrar a la vida eterna,   pero que conste,  el arrepentimiento duele,  no digas hipocritamente que estas arrepentido porque no engañaras a Dios.
 
El hijo pródigo, recibió su herencia, dejo a su Padre, y dominado por los demonios de la vanidad y la soberbia,  fue e hizo su vida como quiso,  hasta que lo perdió todo,  paso hambre, frío y otras calamidades, el único trabajo que pudo conseguir no saciaba su hambre,  recién entonces se dio cuenta que había metido la pata,  se arrepintió y decidió volver a la casa de su Padre como una oveja perdida, y como tal fue recibido, su Padre se alegro e hizo una gran fiesta., porque hay más alegría en el cielo por un pecador arrepentido que noventa y nueve justos.
 
 
Palabra del Señor.
Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: