LA BIBLIA EXPLICADA

21 octubre, 2009

LA FE – LA RIQUEZA Y LA POBREZA

Filed under: Libros — eingel1 @ 0:30

Dejarse atrapar por las riquezas es contraria a la fe,  del mismo modo, dejarse atrapar por la pobreza es falta de fe.
Cuando nos empecinamos en adquirir riquezas, nos alejamos de la fe y por supuesto también de Dios.   es decir que, seguimos nuestro propio camino sin tener en cuenta que somos falible,  que somos mortales.
 
Lamentarnos de nuestra pobreza es falta de fe,  no estoy hablando de pobreza extrema, o  de la indigencia, la falta de trabajo con lo cual mantener nuestra familia o la falta de espacio viviendo en una casa que no alcanza a cubrir nuestras mínimas necesidades.
hablo de esas personas que se quejan porque no pueden tener un automóvil o cosas suntuarias,  y el resentimiento que se tiene contra aquella personas que poseen lo que ambicionamos.
 
Debemos tomar conciencia que,  la fe  no es para tener una vida cómoda y sin sobresaltos, la fe es; trabajo, esfuerzo y dedicación,  haciendo lo que Dios nos pide, la fe es solo para Dios, confiar solamente en Dios, y cuando digo Dios digo también Jesús.
 
Dios hace salir el sol y hace llover sobre buenos y malos,  las tormentas, las inundaciones, los terremotos, las crisis, metafóricamente hablando,   vienen también para ricos y pobres,   para los que tienen fe en Dios y para los que no la tienen .  ¿ y entonces ? – entonces, los que tienen fe, los que confían en la protección de Dios,  podrán resistir estos males,  y los que no confían en Dios, los que confían en sus propias fuerzas y en sus ""riquezas "",  no resistirán
 
Jesús lo dice de esta forma:

 
 
Lucas (12, 13-21)
Gloria a ti, Señor.
 
En aquel tiempo, hallándose Jesús en medio de una multitud, un hombre le dijo: “Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia”. Pero Jesús le contestó: “Amigo, ¿quién me ha puesto como juez en la distribución de herencias?” 
 
Jesús no vino para darnos una riqueza temporal, vino para darnos un riqueza eterna,  ni para sacarle a los ricos y dárselo a los pobres,  no vino para administrar bienes, tampoco sus apóstoles 
Que los ricos por voluntad propia administren sus riquezas en bien de los pobres, y los pobres no ambicionen las riquezas de los otros
 
Y dirigiéndose a la multitud, dijo: “Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea”.
Después les propuso esta parábola: “Un hombre rico tuvo una gran cosecha y se puso a pensar: ‘¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo.Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años; descansa, come, bebe y date a la buena vida’.
Pero Dios le dijo: ‘¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?’ Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico de lo que vale ante Dios”.
 
Palabra del Señor.

1 comentario »

  1. Very quickly this web page will be famous among all blogging and
    site-building users, due to it’s nice articles or reviews

    Comentario por Rochesterdrywaller.Com — 10 marzo, 2013 @ 6:34 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: